Actualidad

EEUU analiza volver a autorizar la importación del biodiésel argentino

El gobierno de Estados Unidos comenzará un proceso de revisión del estado actual de los aranceles comerciales del biodiésel argentino. Ahora se confirmó oficialmente. De acuerdo con una resolución saliente del Departamento de Comercio, “el cambio de circunstancias” en el esquema actual de aranceles justifica reconsiderar las sanciones aplicadas al producto argentino.

En particular, el cambio de circunstancias se refiere a la reducción del diferencial entre derechos de exportación que existen sobre los derechos de exportación del biodiésel y aquellos sobre los insumos del mismo, el poroto y el aceite de soja.

Las sanciones impuestas por la cartera de Wilbur Ross originalmente se habían impuesto en 2017, con una ratificación en abril de este año. En aquel entonces, el biodiésel tributaba 0%, mientras que la soja pagaba 35% y el aceite 32%. Actualmente, el biodiésel paga 15% mientras que la soja y el aceite pagan 18%. Eso es sin contar el cambio de retenciones anunciado hace dos meses.

Con el esquema nuevo, los bienes primarios, como el poroto y el aceite, pagan $4 por cada dólar exportado, mientras que el resto, como biodiésel, pagan $3 por dólar.

El pico de comercio de biodiésel exportado desde Argentina había crecido fuertemente previo a la imposición de sanciones hasta tocar un pico cercano a los USD 1.200 millones de dólares en 2016.

De acuerdo al documento, la revisión podría durar hasta 270 días antes de que una conclusión final sea dada. Pero los tiempos políticos acortarían esa decisión de manera notable. Es que la visita de Donald Trump a la Argentina dentro de dos semanas presenta un escenario clave para dar un guiño hacia el Gobierno nacional.

Dentro del contexto de la cumbre de líderes del G20, se espera que la reunión bilateral entre los mandatarios estadounidense y argentino concluyan con un anuncio favorable en materia comercial para el presidente Macri.

La presidencia argentina del G20 es destacada por los grupos afines del encuentro del líderes globales (como B20, T20, W20 y otros), como una gestión que brega por el multilateralismo y que podría aporta a intentar desactivar las tensiones comerciales entre las principales potencias económicas como EEUU, China y su potencial efecto colateral en la Unión Europea.

FUENTE: Infobae