Policiales

VIDEO: El momento en el que el policía dispara al joven que confunde con un ladrón

Claudio Adrián Sánchez falleció esta mañana producto de la herida de bala. Tenía 28 años y se encontraba en coma inducido en la sala de terapia intensiva del hospital Padilla.

El video muestra el momento en que Claudio Adrián Sánchez recibe el impacto de bala por parte del agente federal, Víctor Hugo Cuezzo, que en ese instante se encontraba de civil.

En las imágenes se observa al joven de 28 años circulando con su moto por avenida Juan B. Justo primera cuadra cuando, de un momento a otro, el rodado comienza a tener problemas y la alarma empieza a sonar.

El joven se detiene sobre la calle y en ese instante aparece corriendo el policía Cuezzo, que se encontraba realizando compras en una verdulería de la zona.

Cuezzo se identifica como policía y le pide a Sánchez que le mostrara la documentación del vehículo, como se ve en las imágenes. Según la investigación, algunas personas le habrían dicho que la víctima habría sustraído el rodado

Momentos después se observa que el joven se levanta la remera y le muestra al uniformado que tenía un arma de fuego a la altura de la cintura. El agente lo lleva hasta la vereda y le pega un tiro; el joven, luego, cae al piso.

Tras el episodio se ve que el agente empieza a hacer unos llamados y varios curiosos empiezan a llegar al lugar.

Momentos después, la Policía se hizo presente y secuestró el arma reglamentaria del agente, calibre 9 milímetros, y el arma que llevaba el joven.

Desde el hecho, Sanchez se encontraba en coma inducido en la sala de terapia intensiva del hospital Padilla; esta mañana falleció.

“No era un ladrón, se le había quedado la moto”

El hombre baleado era papá de dos bebés, uno de ellos de dos años y otro de dos meses. Según su padre del fallecido, trabajaba con él en la empresa CCC.

“Salió de su casa para llevarla a la empleada a la parada del colectivo, a dos cuadras. Al volver, se le paró la moto, intentó arrancarla y se le encendió la alarma, pero la siguió empujando hasta su casa, porque estaba cerca”, relató Omar Sánchez.

Aparentemente, según la versión de su padre, la persona que le disparó sería un suboficial de Salta que se encontraba de licencia en Tucumán, por eso es que estaba de civil con el arma reglamentaria.

“Mi hijo tenía un arma que estaba registrada a su nombre por diferentes hechos de inseguridad que sufrió; el policía le pidió que se detenga y como no reconoció que era un federal porque estaba de civil, Adrián le mostró que tenía un arma, pero no disparó”, contó Sánchez. “El que disparó porque mi hijo no se detuvo fue el policía”, sentenció.

 

 

Fuente: La Gaceta