País

Baleó a su mujer embarazada y a su hijito de un año

Un bebé de un año que fue baleado en la cabeza por su padre mientras estaba en brazos de su mamá, que está embarazada de 8 meses y también recibió un disparo, se encuentra internado en Córdoba con pronóstico reservado y un cuadro que se complicó por un coágulo, informaron fuentes médicas. 

El hecho ocurrió este lunes en una vivienda del barrio Sol Naciente de la ciudad de Córdoba cuando el hombre, identificado como Fernando Herrera, de 39 años, sacó un arma y efectuó tres disparos, dos de los cuales impactaron en la mujer y el bebé, quien está internado en el Hospital de Niños.

“Tras un discusión mi ex pareja sacó un revólver, con el cual me disparó hiriéndome en uno de mis brazos, pero el proyectil dio en la cabeza de la criatura”, relató a la prensa local la madre, Romina Martínez. Pese a un primer panorama de salud alentador, la salud del bebé se agravó y los médicos evaluaban si lo operan por un coágulo en la cabeza, adonde ingresó la bala.

“Todo fue por querer separarme. Yo tenía al bebé y cuando quería salir se metió y me disparó. Estoy embarazada de 8 meses además, los dos hijos son de él”, contó hoy la mujer a Canal Doce de Córdoba.

Martínez afirmó que sufría violencia de género desde hace dos años: “Le disparó en la cabeza. Está medio jodido. Quería separarme porque estaba cansada ya de los maltratos y él siempre fue así, se perdía con la droga”, explicó.Herrera se dio a la fuga después de balear a su ex mujer y a su hijito, por lo que la policía montó un fuerte operativo para dar con su paradero y detenerlo. “La Policía me dijo que van a hacer todo para agarrarlo, tiene que estar preso”, rogó su ex pareja.

Fuente: El Litoral