País

Conmoción en Santiago: tres chicos abusaron de un nene de sólo 8 años

Un niño de 8 años permanecería internado en el Cepsi, tras ser ultrajado sexualmente -en una represa en Alberdi- por dos hermanos, de 14 y 16 años, y un primo de 15. Ello se desprende de una denuncia interpuesta por la madre de la víctima ante la Seccional 18, de la ciudad de Campo Gallo, distante 80 kilómetros del paraje convulsionado.

Según la incipiente investigación, habitualmente el chiquito iba a la represa con sus amigos: dos hermanos y un primo. Todos son vecinos en la región.

Desazón familiar

Todo se precipitó el fin de semana. El nene volvió de la represa calladito. Su madre advirtió que algo no estaba bien. Le habló hasta que su hijo se quebró y comenzó a llorar. Relató que le habían hecho cosas malas los amigos. Y que fueron turnándose. Mientras dos lo sujetaban, un tercero lo sometió sexualmente.

Urgente, entre lágrimas, la mujer condujo a su hijo a la posta sanitaria del pueblo. De allí, el paciente fue trasladado al Hospital de Campo Gallo y derivado al Cepsi.

Conmoción

En el pueblo todos se conocen y ayer el estupor era colectivo. Los policías de la Seccional 18 realizaron pericias y un informe socioambiental, mientras aguardan medidas de la Fiscalía. Asimismo, la presencia policial tendía a garantizar el orden en la zona, dado al aberrante ataque contra el niño y con sus protagonistas, vecinos y amigos.

El ataque sexual habría sido ejecutado por tres adolescentes, dos inimputables. Ambos, serían entregados a sus padres y sometidos a un riguroso control que puede desembocar en pericias especiales, léase respaldo psicológico.

Qué dice la ley

El único sobre quien la Fiscalía se abocaría de lleno es el de 16, se supo. Las leyes del Régimen Penal de la Minoridad (Ley 22278) prevén un tratamiento especial, por el cual puede ser “internado” en un Centro para Jóvenes en Conflicto con la Ley. De llegar a un juicio oral, la eventual condena por recibir sería en grado de tentativa y oscilaría entre 3 y 10 años, deslizaron los especialistas anoche.

Todo el proceso será monitoreado por los psicólogos del Poder Judicial.

Fuente El Liberal