Política

Para Campero, los vigías debería contar con chaleco antibalas y armas de fuego

"La Guardia es un elemento más de la gestión, junto con las alarmas y las cámaras", dijo el intendente.

Dotar de mayores elementos a la Guardia Urbana municipal es el objetivo del intendente de Yerba Buena, Mariano Campero. El radical consideró que los vigías deberían contar con chalecos antibalas y con armas con balas convencionales.

“La Policía y la Guardia deben estar bien equipadas, las policías municipales en el mundo tienen chalecos antibalas y armas con balas convencionales; y eso me parece que debe incorporarse sobre todo con la situación en la que estamos”, aseveró el intendente.

Campero se refirió a las medidas de prevención y de auxilio en materia de seguridad que vienen realizando a partir de la creación del cuerpo de vigías, que cuenta con unos 60 agentes. “También la Provincia sumó la Brigada de Investigaciones, que es importante, se sumaron 50 efectivos de la Policía y estamos coordinando acciones entre los guardias y la Policía. Así hemos logrado prevenir algunas situaciones; no hay que olvidar que tenemos la Guardia desde hace 10 meses, y que antes la situación era aún peor. La Guardia es un elemento más de la gestión, junto con las alarmas y las cámaras. Que mi secretario de seguridad, que tiene 11 meses en el cargo, sea el responsable de la inseguridad, no es acorde a la realidad”, planteó.

Luego, el intendente se refirió a la situación política en la ciudad, atento al fallo del fuero contencioso administrativo que ratificó la asunción de Rodolfo Aranda y todos los actos del Concejo Deliberante. “Es importante este fallo por muchos aspectos. Hubo operaciones políticas, en aquel momento el que jugó muy fuerte fue (Osvaldo) Jaldo. Hoy es una buena noticia para nosotros, no se si tanto para él”, chicaneó.

Respecto de su relación con el actual presidente del Concejo, el peronista Héctor Aguirre, el jefe municipal consideró que es “institucional”. “Tenemos una relación madura y seria, me hace críticas y yo las asumo. Antes, no me parecía válido que si tenía que viajar me querían correr a un funcionario, y era un papelón. Perdíamos mucho tiempo en esa politiquería”, comparó con el período del radical disidente Benjamín Zelaya como presidente del cuerpo.

Finalmente, pronosticó que la fórmula de Cambiemos en Tucumán el año próximo será integrada por radicales. “Hay que acomodar un par de cosas nada más. Pueden ser (José) Cano o Silvia Elías de Pérez, o Silvia-Cano. Tenemos el desafío de poner de acuerdo a estos actores, que son nuestros”, remarcó.

 

Fuente: La Gaceta


Nuestro Face