Sin categoría

La terminal de Concepción estaría cerca de inaugurarse

Los trabajos de infraestructura ya están concluidos, pero aún restan los trámites administrativos antes de que el proyecto sea inaugurado.

Pasaron casi 60 años desde que el Concejo Deliberante de Concepción se pronunció por primera vez sobre la necesidad de que la ciudad contara con una terminal de ómnibus. Distintas vicisitudes, políticas y financieras, postergaron la obra durante más de medio siglo. Con esos antecedentes, se justifica la ansiedad que se percibe en La Perla del Sur por la inminente inauguración de la obra, iniciada en 2013 por el kirchnerismo.

Fue ese año cuando la anterior gestión municipal, que encabezó el actual legislador Osvaldo Morelli, puso en marcha un proyecto ambicioso que finalmente debió ser reformulado para bajar su costo. En los próximos días, después de cinco años de trabajo, la Estación de Transferencia de Pasajeros de Concepción quedará formalmente concluida y se dará paso a la última etapa, ya administrativa.

Desde el municipio precisaron que se concretan los últimos detalles de un proyecto que le está dando un enorme impulso al sector sur del municipio. “Prácticamente el trabajo está terminado. Ahora ya nos abocamos a definir el reglamento administrativo de la estación. La normativa luego será elevada al Concejo Deliberante. Son cuestiones que refieren a cómo se van a otorgar o cobrar los andenes, las boleterías o los comercios”, detalló el intendente Roberto Sánchez (Cambiemos).

El reglamento también contempla aspectos vinculados con el movimiento de vehículos, los estacionamientos y la seguridad interna y externa. El jefe municipal descartó que la terminal vaya a ser privatizada, ya que una ordenanza establece que la administración debe ser ejercida por la Municipalidad. “Si hubiera intención de privatizarla, se tendría que modificar la ordenanza”, advirtió.

Sánchez adelantó que es su afán inaugurar la terminal una vez que se apruebe la normativa administrativa y se concreten las concesiones de todos los servicios. Este proceso podría quedar definido en un par de meses. A criterio del intendente macrista, el desafío es lograr una terminal autosustentable. “Este es un servicio que se pone a disposición de la población; al menos tenemos que tratar de que no sea deficitario”, apuntó.

Estructura

La estación, ubicada a un costado de la ruta nacional 65, entre las calles Padilla y Nasif Estéfano, tiene 3.000 metros cuadrados cubiertos. Cuenta con 15 andenes, 15 negocios, boleterías, sectores administrativos, una sala de espera climatizada y sanitarios.

“Esta obra cambia un 100% un sector de la ciudad que antes estaba abandonado y rodeado de cañaverales. La nueva caminería y la amplia iluminación con lámparas LED brindan mayor seguridad a la zona”, precisó Miguel Abboud, secretario de Obras Públicas del municipio. Los alrededores de la estación están siendo parquizados con juegos infantiles, aparatos de gimnasia y circuito de trekking. Se plantaron además unos 300 árboles de distintas variedades.

La anterior administración había logrado un avance de obra de un poco más del 50%, pero la iniciativa quedó paralizada a mediado de 2015. Sánchez, al hacerse cargo de la Intendencia, priorizó la finalización de la terminal. “El presupuesto inicial casi se triplicó. Tan sólo por los 1.500 metros de rejas de la cerca del predio presupuestada en $1 millón, que figuraban como terminados, debimos pagar ahora $3 millones”, contó Abboud. “Es un proyecto que desde hace décadas se vino reclamando y que ahora está siendo cristalizado con mucho esfuerzo. Creo que va a generar trabajo, que va a consolidar a la ciudad como la más importante del interior tucumano y que solucionará las peripecias a la que estuvieron acostumbrados los pasajeros que debían tomar un colectivo en Concepción o que llegaban a esta ciudad”, amplió Julio Delgado, presidente del Centro de Defensa Comercial del Sur.

Fuente: La Gaceta