Policiales

La banda que asaltó el molino podría estar vinculada con otros delitos recientes

La Policía busca a los dos prófugos del asalto al molino Trigotuc, que huyeron con parte del botín, unos $ 70.000. También se ordenaron pericias balísticas para determinar si los asaltantes tuvieron que ver con otros dos ataques ocurridos recientemente en Tucumán, en los que fueron asesinadas dos personas.

Los prófugos son el “Tuerto Rudy” y un tal “Porteño”. Ambos consiguieron escapar el lunes a la mañana, luego del asalto en el molino ubicado en el km 1.285 de la ruta 9, y de quitarle la camioneta Amarok a Gonzalo Parra, un cliente que había ido a hacer unos trámites a Trigotuc. Esta camioneta fue hallada poco después en Reconquista al 300, de la Banda del Río Salí.

El asalto fue desbaratado porque en el momento en que los delincuentes entraron a las oficinas, uno de los dueños, Manuel Agustín Barinaga, logró escaparse por el fondo y subir a su camioneta Amarok. Y cuando los delincuentes salían con el botín, Barinaga embistió, frente al portón del molino, el Fiat Palio en que trataban de escapar. Entonces estos se bajaron a los tiros y corrieron. En el auto quedaron unos $200.000 en efectivo y unos $300.000 en cheques.

Dos delincuentes se subieron a la camioneta de Parra y huyeron; otros dos salieron corriendo por un camino de tierra. A 100 metros fueron sorprendidos por un operario de la fábrica, César Arnaldo Coronel -quien también es policía- y se produjo un intercambio de disparos, al cabo del cual resultó muerto el asaltante Sergio “Boliviano” Martínez. En ese momento pasaba por la ruta una patrulla policial y al ver corriendo por la calle de tierra a Coronel y al otro asaltante los detuvieron a los dos. El operario se identificó y el otro hombre quedó detenido. Se trata de Sergio Pablo “Rincón” Suárez, quien ayer fue llevado ante la fiscala Adriana Giannoni. Según trascendió, el hombre se negó a declarar.

Fuente La Gaceta