País

Caen dos narcopolicías con 44 kilos de marihuana en Salta

En un operativo relámpago cuya eficacia quedó probada al ser detenidas cuatro personas armadas sin que pudieran ofrecer resistencia o huir, la Policía de la Provincia logró decomisar un cargamento de marihuana cuyo liderazgo lo ejercían dos policías de la provincia y tres civiles cómplices.

El operativo, según una fuente de Seguridad de la provincia, se llevó a cabo en el paraje El Cocal, donde personal de Drogas Peligrosas esperó en el monte la llegada del cargamento, compuesto por 44 kilos de marihuana, más unos 37.000 pesos argentinos que sería el dinero a pagar para los pasadores, cuando la droga llegase a destino.

Entre los cuatro detenidos en El Cocal se encontraba un sargento de la policía de apellido Luna, quien era investigado internamente por sus relaciones con el contrabando de mercancías y de drogas.

A la vez, entre la gente que cargaba el embarque de marihuana se encontraba el hermano de otro policía investigado, quien en esos momentos estaba en la ciudad de Orán monitoreando el embarque.

En el domicilio del cabo Escobar, también en San Ramón de la Nueva Orán, se halló en la madrugada de ayer restos de otro embarque de 1,5 kilos de cannabis sativa.

Desde el Ministerio de Seguridad se informó que la inteligencia previa al procedimiento la realizó el personal de Drogas Peligrosas de la base Pichanal que habían logrado ya las coordenadas de la entrega de la droga prácticamente en el monte, donde el narcopolicía esperaba el embarque simulando estar en una jornada de pesca deportiva.

En poder del mayorista se encontraban 37.000 pesos, seguramente el pago para los pasadores de la droga, que ya habían sorteado la desolada frontera seca, cruzando el río Bermejo hacia el sur de la provincia de Salta.

Los traficantes portaban armas de fuego, las que fueron secuestradas en el mismo operativo.

Depuración

El procedimiento antinarcótico tuvo el sesgo de una depuración interna de elementos vinculados con el narcotráfico, detectados a través de Asuntos Internos de la Policía desde hace un año y medio.

Entre los sospechados estaban los dos policías ahora detenidos, de quienes se había solicitado oportunamente la baja, pero que por razones operativas no se la aplicaron para “sorprenderlos” con las manos en la “merca”.

Fue en la madrugada de ayer cuando investigadores de Drogas Peligrosas de la Unidad Regional 2 realizaron un megaoperativo por narcotráfico en un camino vecinal de Rivadavia Banda Sur. Se informó que se trató de un trabajo logístico y operativo que se inició el año pasado en esa localidad, con allanamientos, detenidos y secuestro de más de 17 kilos de droga, a cargo del Juzgado Federal 1. La investigación continuó y derivó ayer en allanamientos, detenciones y secuestros de más 44 kilos de marihuana, entre otros elementos. Cabe destacar que los investigadores determinaron que entre los detenidos, uno es miembro activo de la fuerza provincial y otro se encuentra con pedido de baja vigente desde el año pasado gestionado por la Oficina de Asuntos Internos, debido a nexos narcos.

En tanto el secretario de Seguridad de la Provincia, Jorge Ovejero, dijo que el operativo fue un éxito pero que le causa dolor la imagen de la institución. Luego graficó que la depuración de la fuerza pública es la línea de trabajo del Ministerio de Seguridad y acercó un número: “Desde hace un año a la fecha 14 uniformados fueron separados por causas de narcotráfico” y deslizó una frase profética: “El personal no debe alejarse de su juramento”.

 

Fuente El Tribuno

 

Etiquetas