Mundo

“Hola, si ¿emergencias? hay un cocodrilo comiéndose a mi marido”

George Ihle Jr., de 85 años, vive en una casa que tiene salida directa a un lago, ubicado en el Big Cypress Golf and Country Club, en Florida.

Pero a pesar de que el barrio tiene reputación de ser un lugar tranquilo, sufrió en carne propia un brutal ataque de un animal salvaje.

Al ver que había unos pájaros comiéndose sus plantas, dio unos pasos en el agua para ahuyentarlos.

Pero, en ese momento, un cocodrilo lo mordió en un pie e intentó arrastrarlo.

Gritos

Al escuchar los gritos de desesperación, su pareja salió al jardín para ver qué estaba pasando.

Y se encontró con el peor escenario: su esposo estaba tirando en el pasto luchando por su vida contra un enorme reptil, que no lo soltaba.

“Hay un cocodrilo comiéndose a mi marido”, advirtió la mujer en una llamada al 911.

A los pocos minutos, George logró soltarse del animal y fue inmediatamente asistido por dos vecinos que habían escuchado su pedido de auxilio.

Hemorragia

Como el pie de la víctima no paraba de sangrar, uno de ellos se quitó la camisa y la utilizó como torniquete para frenar la hemorragia.

De urgencia, lo trasladaron hasta el Lakeland Regional Medical Center, en donde lo operaron y lograron salvarle la extremidad.

Un equipo de la Comisión de Conservación de Vida Silvestre y Pesca de Florida se acercó hasta el barrio y atrapó al cocodrilo para que no vuelva a repetirse el ataque.

A su vez, encontraron flotando una zapatilla blanca, la misma que le faltaba a George.

 

FUENTE: TN

Nuestro Face