Sociedad

Por tercer año consecutivo se celebró “Una Navidad Diferente”en plaza Independencia

Los organizadores calculan que participaron más personas que el año pasado.

Por tercer año consecutivo, en la plaza Independencia, colmada de gente, tuvo lugar la celebración de “Una Navidad Diferente”, organizada por Daiana del Campo, Francisco Díaz y Silvina Terán, miembros de la fundación “Un mundo diferente”. Comenzó a las 21.30 y terminó a las cuatro de la mañana cuando partieron los colectivos para dejar a las personas en sus barrios.

“Cada año se vive muy distinto y nunca perdemos la capacidad de asombro, siempre son nuevas las historias, la gente y eso le da un toque especial”, contó Terán. Y estimó que en esta oportunidad fueron alrededor de 1.500 las personas que compartieron la cena navideña en la plaza.

Los organizadores junto con unos 200 voluntarios, más los que llegaron sobre la hora del evento, comentaron lo asustados que se encontraban al comienzo al ver la escasez de las donaciones. Sin embargo, mientras más se acercaban a la fecha más donativos arribaban. “Desde el que puso dos empanadas hasta el que obsequió 70 pizzas, ayudaron muchísimo e hicieron que fuera lo que fue, una grandiosa noche”, concluyó.

La preparación de todo llevó alrededor de un mes, y tuvieron que organizarse entre los voluntarios que ya tenían experiencia y los nuevos. Las donaciones comenzaron a llegar el 20 de diciembre y los corazones pudieron volver a sus ritmos normales y quitarse los nervios de encima.

“Estuvimos desde las 8 de la mañana disponiendo todo para la noche. Preparando la comida, envolviendo regalos que llegaban a último momento, recibiendo donaciones y seleccionando”, contó Terán. “A las 21.30 subió un coro de mormones a cantar villancicos con lo que iniciamos el evento, y luego comenzó la misa celebrada por monseñor Carlos Sánchez”, explicó.

Luego de la ceremonia se llevó a cabo la cena y esperaron todos juntos la medianoche, que es cuando llegaron los gritos y abrazos de alegría. También hubo tres shows musicales, un sketch y mucha música para bailar.

“El momento de las 00:00 fue sin dudas el más emotivo. Lo más lindo fue abrazarnos entre todos sin conocernos, sin importar la clase social, la religión. Entonces ¡termina siendo diferente para todos! Invitados y voluntarios”, agregó la mujer.

Si bien no hubo una palabra o frase destacada de la noche, muchas personas recalcaron lo felices que se encontraban y cómo la verdadera Navidad estaba allí, rodeada de todos esos extraños que terminaron siendo una gran familia feliz.

 

Fuente: La Gaceta

Los Primeros TV

Nuestro Face