Policiales

Vecinos y amigos recuerdan con dolor al joven atropellado en Nochebuena

La Gaceta / Foto de Hector Peralta.

“Vi a mi sobrino volar por el aire y caer a media cuadra de mi casa, muerto. Él vino para entrar al baño y cuando cruzó de nuevo la avenida para volver a la fiesta, lo chocó un auto que nunca paró”.

El relato angustiado es de Pablo Soria, tío de Martín Aguirre, el estudiante de 16 años que murió durante la madrugada de ayer, cuando fue atropellado en Tafí Viejo.

Con gesto desencajado, Soria detalla el contexto de la trágica Navidad. “Su amiga lo esperaba en la platabanda. Estábamos sentados acá afuera, escuchando música y compartiendo… Eran como las 3.30. Él nos saludó y después escuchamos el reventón”.

Según los familiares de Aguirre, el joven disfrutaba con sus amigos de una fiesta en la avenida Roca a metros de calle Salta en la “ciudad del limón”.

Testimonios

“Era una muy buena persona, un verdadero amigo de todos”, describe Lucas Rivadeneira, amigo del adolescente. “Diez minutos antes estuvimos hablando, nos saludamos y nos abrazamos por la Navidad”, recuerda, como si no pudiese creer aún lo ocurrido.

“Era un chico muy querido, estudiaba y jugaba al fútbol. Tenía cuatro hermanos. Todo el mundo lo quería. Era un ángel”, expresa Soria, conmovido.

Lucas Díaz, otro amigo de Aguirre, lo evoca con afecto: “saludaba a todos, era muy bueno”.

Detenido

Según el subjefe de la policía, Francisco Picón, el conductor del vehículo que atropelló al adolescente tiene 25 años y fue detenido a las 13.30 de ayer en el barrio Kennedy.

El vehículo, un Chevrolet Prisma blanco, quedó a disposición de la Justicia, según consignó la Policía.

“Los taficeños tuvimos que lamentar la pérdida de Martín Aguirre, de 16 años, que fuera atropellado en la avenida Roca por la acción imprudente y homicida de un conductor que se dio a la fuga”, sentenció el intendente de Tafí Viejo, Javier Noguera, durante el mediodía de ayer, en su cuenta de Facebook.

Según los allegados a la víctima, la vivienda en donde se realizó la fiesta estaba repleta. “Había mucha gente en la avenida y las calles no estaban cortadas (para el tránsito). Los autos seguían pasando. Era un peligro”, agregó Soria, el tío de Martín.

La causa por esta muerte recayó en manos de la fiscala de turno, Adriana Giannoni.

 

FUENTE: La Gaceta


Nuestro Face