Política

Maley presentará un informe “semestral” de cuatro meses en la Legislatura

En principio, hay menos homicidios, menos violencia de género, menos motoarrebatos y menos escruches. Pero hay más robos de motos y más robos de autos.

Estas son las magnitudes del segundo informe que, durante este año, remite a la Legislatura el Ministerio de Seguridad de la Provincia.

Mañana será presentado y explicado por su titular Claudio Maley ante la Comisión de Seguimiento de la Ley de Emergencia de Seguridad.

La comparación con el primer informe presenta inconvenientes porque la estadística toma, en ambos casos, una cantidad de meses diferente.

El primero abarcó todo el primer semestre: va del 1 de enero al 30 de junio. El segundo, en cambio, va del 1 de agosto al 7 de diciembre, con lo cual no contempla julio y deja fuera prácticamente todo diciembre.

De modo que, metodológicamente, el segundo informe sólo es cuatrimestral.

Ilícitos

Este segundo documento que remite a la Legislatura consigna que el número total de ilícitos (en todas sus variedades) alcanzó los 6.177 casos.

En el anterior, referido a la primera mitad del año, la cifra final fue de 7.467 hechos.

Un segundo detalle que plantea inconvenientes para comparar uno y otro período, sobre la base de estos informes, consiste en que el último en elaborarse no registra ataques a vehículos en semáforos (los llamados “rompevidrios”) a pesar de que la Policía sí concretó, durante la segunda mitad del año, detenciones contra autores de este tipo de delitos.

Durante el primer semestre, los ataques de “rompevidrios” sumaron 18.

En contraste, el último trabajo estadístico incluye -a diferencia del primero- delitos que no figuraban en el anterior.

Por ejemplo, se agregaron los items “Robo de escuelas” (96 casos), “Robo en banda” (277), “Robo de taxis” (25) y “Robo de colectivos” (13).

También se consignan, de manera discriminada, los delitos contra las personas: para este segundo informe se añadieron “Lesiones” (385) y “Abuso sexual” (200).

En verde

Los números absolutos arrojan situaciones positivas con respecto a la inseguridad en la Provincia.

Una de los casos más positivos es el que refiere a la violencia de género, porque las cifras se desploman entre uno y otro período: de casi 4.000 en la primera mitad del año, a algo más de 2.000 en el segundo informe.

Los “motoarrebatos” también registrán una caída estrepitosa: eran más de 700 en el primer semestre, mientras que apenas superan los 250 en la segunda medición.

El robo de motos, en contraste, sí registró un incremento. Durante los primeros seis meses del año superaron los 700 casos, mientras que en los poco más de cuatro meses que toma el segundo registro supera la cifra es un 28,5% mayor.

Una cifra que aumenta de una parte del año a la otra, pero como indicador positivo, refiere a la cantidad de detenciones: en el primer informe fueron 1.792, mientras que en el segundo se da cuenta de 2.224 “aprehendidos por causas procesales”.

En lo que se refiere a homicidios, las estadísticas también muestran una caída, aunque respecto de este delito (uno de los más sensibles para la sociedad), el rango temporal que toma uno y otro informe no es secundario.

En el informe sobre la mitad del año, los asesinatos son 66. En el segundo relevamiento, la cifra cae a 59, pero -como se consignó- sólo se toma cuatro meses y no seis.

En rojo

El informe que Maley defenderá mañana ante la Legislatura da cuenta de que, a pesar de que toma los datos de un cuatrimestre y no de un semestre, durante ese período más reducido que el anterior, hay delitos que se incrementaron.

Además del ya mencionado robo de motos, también creció el de autos: tomando en cuenta los números absolutos de uno y otro período, la cifra crece el 25%.

Finalmente, hay una cifra que, aunque indica casi un empate técnico, termina quedando en “rojo”: durante el primer semestre se reportaron 327 arrebatos, mientras que durante el cuatrimestre que mide el segundo informe fueron 326.

 

FUENTE: La Gaceta

Nuestro Face