País

Debate interno en el Parlasur por una cláusula de expulsión

“Se tiran bombas de una manera muy especial. Creo que esto ni siquiera uno le puede dar entidad”, dijo Fernanda Gil Lozano, parlamentaria del Mercosur de UNA -aliada del Frente Para la Victoria-, a la información que publicó ayer este medio, en relación a una idea de un sector del Gobierno de avanzar en la expulsión del Parlasur del sindicalista Víctor Santa María, investigado por la Justicia por movimientos sospechosos de dinero.

Según confirmó Gil Lozano, vicepresidente de las comisiones de Presupuesto y de Asuntos Internos del parlamento regional, el cuerpo integrado por seis países, impulsa una modificación del reglamento, en particular en lo relacionado con la “falta de decoro”, el artículo por el que se llegó a la destitución de José López, ex secretario de Obras Públicas K, a mediados del 2016, tras ser apresado por el episodio del monasterio de General Rodríguez.

La respuesta de la legisladora recalienta la sesión del próximo lunes en Montevideo. Es que, como trascendió ayer, un sector del oficialismo comenzó a invocar el nombre de Elisa Carrió para avanzar en una eventual salida del Parlasur por parte de Santa María, uno de los sindicalistas que integra la lista negra de Mauricio Macri. Aunque otro sector parece no acompañar esta idea.

Lo llamativo es que colaboradores de la líder de la Coalición Cívica explicaron que la diputada no está, al menos por ahora, interesada en la figura del dirigente del PJ porteño. ¿Un sector del Gobierno invocó insistentemente su nombre para amedrentar al gremialista? Asesores de “Lilita” aseguraron que pasó en más de una oportunidad.

La relación entre el bloque K y el de Cambiemos en el Parlamento del Mercosur pasó por varios cortocircuitos en estos dos años. En más de una oportunidad la tuvo como epicentro a Mariana Zuvic, de confianza de Carrió y una de las más activas en la batalla por el no cobro de las dietas de los parlamentarios. Alguna vez, la dirigente santacruceño dijo que el parlamento que ella integra era “una cueva de ladrones”.

“Lo que sí puedo contestar son las acciones que hace la señora Zuvic. Ella ha presentado pocos proyectos, todos para destruir el Parlasur. Deberíamos tener que estar todos como argentinos y argentinas. No como Cambiemos o del FPV o de UNA, como ingresé yo. Esa es una miopía y un chiquitaje de algunos parlamentarios”, abundó Gil Lozano, que al igual que su colega Alejandro Karlen judicializó la cuestión salarial.

Hubo una resolución favorable de la Cámara Nacional Electoral. El tema está desde hace tiempo en la Corte Suprema de Justicia.

“El Gobierno no está cumpliendo con su deber, no está pagando la dieta”, se queja Gil Lozano. Es una muestra del calor de las discusiones del Parlamento regional, que sesiona una vez al mes y que tiene casi nulo rebote.

Fuente: Infobae

Etiquetas