Política

El CAM se propone elevar 12 ternas en un sólo mes

El Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) de Tucumán se planteó un objetivo ambicioso para el corto plazo: su presidente y vocal de la Corte Suprema de la provincia, Antonio Estofán, anunció que remitirá 12 ternas al Poder Ejecutivo en marzo de 2019 para cubrir vacantes en el Poder Judicial.

Comparativamente, esa docena de propuestas se acerca al total de las presentadas durante el año que termina: durante 2018 se enviaron 15 ternas a la Casa de Gobierno.

Los postulantes a magistrados, a fiscales o a defensores surgen de concursos públicos de antecedentes y de oposición que organiza el CAM. Los nombres de los tres mejores de cada concurso son remitidos al Ejecutivo. Luego, el gobernador Juan Manzur elige a uno de ellos y remite su pliego a la Legislatura, que debe prestar el acuerdo de conformidad, a partir del cual el escogido jura en el cargo.

Durante este año se tramitaron 71 concursos de los cuales únicamente una quincena 15 concluyeron exitosamente. “No podemos hacer más de lo que estamos haciendo”, manifestó Estofán.

“Agilidad”

El magistrado puso el acento en que la modificación del Reglamento Interno de la institución está destinada a agilizar los plazos de los concursos. Por escrito, detalló que a partir de la reforma, una vez que el CAM recibe del Poder Judicial el aviso de que necesita cubrir una vacante, tiene 72 horas para realizar la convocatoria pública al concurso. Y al día siguiente día hábil debe habilitar la inscripción. Los interesados sólo cuentan con siete días para anotarse.

La inmediatez de algunos procesos fue incluida en la reforma. La confección del orden de mérito provisorio y la aprobación del orden de mérito definitivo se darán al momento de recibir el dictamen del jurado y las resoluciones de las impugnaciones. Será igual de inmediata la elevación al Poder Ejecutivo de la terna.

“Todas (las modificaciones del Reglamento Interno) tienden a acortar los plazos para ver si se puede terminar un concurso en seis meses”, aseveró Estofán.

“Desiertos”

De los 56 concursos que no arrojaron propuestas para la designación de miembros del Poder Judicial, Estofán puntualizó que cinco fueron declarados “desiertos” y dados de baja, por la ausencia de candidatos que reunieran el puntaje mínimo para formar una terna. Como consecuencia de ello, no pudieron cubrirse los cargos de defensor oficial en lo penal; de vocal de la Cámara Penal para la Sala I y para la Sala II; de fiscal de instrucción; y de fiscal de Cámara en lo Penal III.

“Idoneidad”

El titular del CAM subrayó que los consejeros tienen en carpeta, todavía sin consensuar, la incorporación de una serie de precauciones en búsqueda de la idoneidad plena de los aspirantes a jueces. En general, los consejeros están de acuerdo con la inclusión de un examen psicológico. El disenso surge con respecto a si también debe incluirse un examen físico.

Tres consejeros acompañaron a Estofán en la conferencia de prensa: Elena Grellet, representante de los magistrados del Centro Judicial Concepción; Diego Vals, representante de los abogados del sur; y Luis José Cossio, representante de los jueces de la Capital.

“Me excuso”

Estofán prefirió no opinar sobre el proyecto de ley promovido por el legislador peronista Marcelo Caponio, que propone ampliar la composición del CAM. Concretamente, establece la la incorporación del ministro fiscal, Edmundo Jiménez, y del ministro de la defensa, Washington Navarro Dávila.

“Me excuso de opinar porque cualquier ley de este tipo puede ser cuestionada judicialmente y llegar a la Corte. Soy uno de los jueces que va a tener que votar”, explicó.

La iniciativa ha sido cuestionada por el Colegio de Abogados de la capital. “Quieren desvirtuar el organismo con modificaciones a su integración y a su Reglamento Interno que aumentan la discrecionalidad, y le quitan cada vez más la objetividad y profesionalismo con los que debe funcionar”, cuestionó la entidad colegiada.

Fuente La Gaceta

Nuestro Face