Policiales

Prisión preventiva para el acusado de balear al futbolista tucumano a la salida de un boliche

El ex convicto que se recibió de abogado en la cárcel y está acusado de haber herido a balazos al futbolista tucumano y a un amigo de éste cuando salían de una fiesta electrónica en el barrio porteño de Palermo seguirá detenido con prisión preventiva.

Así lo resolvió esta tarde la jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas 4 de la Ciudad, Graciela Dalmas, quien procesó a Gabriel Alejandro Peyri Querciola (35) por “lesiones agravadas por alevosía y por el uso de arma de fuego”, delitos que prevén penas de 4 a 15 años de cárcel.

Según las fuentes, este sospechoso fue detenido el lunes a la noche cuando pretendía recoger sus pertenencias de su domicilio situado en avenida Juan B. Justo al 7.800 en el barrio de Vélez Sarsfield. Los efectivos de la Brigada de Prevención e Investigación de la Comuna 14 habían montado una vigilancia encubierta en el lugar y cuando lo visualizaron lo redujeron rápidamente.

La madre del joven señaló que Leandro entrenó con el club Nueva Chicago de Mataderos, luego viajó a jugar a Crescentino, Italia, tras lo cual, regresó a Buenos Aires y jugó recientemente para un club en la ciudad bonaerense de Junín.

De acuerdo con los pesquisas, el sospechoso había sido identificado por una de las víctimas, el futbolista Leandro Décima (26), quien continúa internado en el Hospital Rivadavia porteño a raíz de una herida de bala en cada pierna.

Según los investigadores, Pyeri Querciola había purgado siete años por robo en la cárcel, donde se recibió de abogado y también tuvo una relación sentimental con la actual novia de Décima, según la agencia Télam.

El caso

El hecho investigado ocurrió el lunes, cerca de las 7.20, en la entrada del boliche Groove, ubicado en la avenida Santa Fe al 4300, a metros de Plaza Italia, en Palermo, adonde habían concurrido Décima junto a su novia de 32 años y un amigo del primero, de 33.

En momentos en que los tres conversaban en la vereda tras retirarse de dicho local bailable, otro hombre se acercó a pie tras descender de un auto que dejó estacionado con la balizas encendidas, y sin mediar palabra efectuó al menos cuatro disparos contra el grupo. Luego, el agresor volvió a subir al mismo auto y escapó del lugar.

De acuerdo a lo que se informó, Décima resultó herido en sus piernas, con un tiro en cada uno de sus muslos, y a pesar de ello alcanzó a cubrirse arrojándose detrás de un Volkswagen Bora que salía del estacionamiento ubicado al lado del boliche, mientras que su novia salió ilesa.

El joven futbolista de clubes del ascenso argentino y de Italia quedó tendido en la vereda, donde más tarde los peritos encontraron dos vainas servidas calibre .40 y una bala sin disparar.

Mientras que los testigos indicaron que se escucharon al menos cuatro detonaciones de arma de fuego y que uno de los tiros también impactó en la casilla del estacionamiento del local bailable, donde en ese momento había un par de empleados, aunque también resultaron ilesos.

Esto que le hicieron fue porque el fútbol es su fuerte. Él ama el fútbol y era muy organizado para entrenar por su cuenta en el gimnasio, dijo la madre de Décima.

Poco después del tiroteo, Décima fue asistido por personal de una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) que lo trasladó al Hospital Rivadavia.

En tanto, el otro hombre que estaba con la pareja recibió un balazo en la pierna izquierda con orificio de entrada y de salida, por lo que concurrió por sus propios medios al sanatorio Finochietto, situado en avenida Córdoba al 2600, donde fue atendido por los médicos.

 

 

 

Fuente: La Gaceta


Nuestro Face