Mundo

Detuvieron al diputado que intenta poner fin a la dictadura de Maduro

En horas de la mañana de este domingo se registró la detención del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, cuando se dirigía a un cabildo abierto en el estado Vargas.

Según los primeros informes, fue detenido en la autopista Caracas-La Guaira cuando se trasladaba a un acto político.

Varios allegados al gobierno venían pidiendo su detención por supuesta “traición a la patria” tras anunciar que asumiría las funciones ejecutivas de la República.

En redes

Su esposa, Fabiana Rosales, compartió la información en su Instagram. Fue detenido en su presencia y en la de su hija. Periodistas agregaron que fue emboscado por más de 10 camionetas del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional).

Pero minutos después, el político opositor fue liberado y se trasladaba normalmente al cabildo abierto programado en el estado de Vargas.

Tras la asunción el jueves del segundo mandato de Nicolás Maduro, Guaidó se declaró presidente interino de Venezuela al considerar que así lo estipula la constitución de ese país, y acusó al chavista de usurpar el poder.

Rápidamente el joven dirigente recibió el apoyo de buena parte de la comunidad internacional. Incluso los Estados Unidos dieron un fuerte apoyo a esa decisión al reconocer como única autoridad a la Asamblea Nacional, que tiene mayoría opositora.

Comunicado argentino

La Cancillería argentina emitió un comunicado tras conocerse el incidente, en el que expresa su solidaridad y apoyo para Guaidó. A continuación, la nota enviada por el Ministerio de Relaciones Exteriores:

“El Gobierno argentino se solidariza y apoya al Diputado Juan Guaidó y a su familia frente al incidente que sufriera hoy 13 de enero, en que fuera retenido por algunas por horas por integrantes de Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN).

Este episodio, que atenta contra las libertadas civiles y políticas de los venezolanos, en este caso en la persona del Presidente de la Asamblea Nacional (AN), ratifica la imperiosa necesidad de restablecer en Venezuela el orden democrático y el respeto de los derechos humanos.

El Gobierno argentino espera que el régimen de Maduro pueda asegurar las libertades civiles, políticas y de movimiento de la oposición venezolana, así como su integridad física, absteniéndose de cualquier acto de intimidación y hostigamiento como el sufrido por el Presidente de la AN, órgano constitucionalmente legítimo de ese país”.

 

FUENTE: Clarín


Nuestro Face