Policiales

Tras la muerte de un vecino temen represalias en barrio Oeste II

“Era un buen muchacho” la frase se escucha en todo el barrio que sigue conmocionado por la muerte de Rene Díaz, quien quedó en medio de una balacera cuando volvía a su casa de comprar jugo.

Díaz era padre de un niño de 9 años y se dedicaba a la plomería. El canillita del barrio asegura que lo veía todos los días a las 7 cuando salía hacia su trabajo.

El hombre culpa a la droga como la principal causa de la inseguridad que viven los vecinos del barrio, pero también apuntó contra la Policía que no hacen recorridos preventivos por la zona.


Los Primeros TV

Nuestro Face