Sociedad

Obreros golondrinas tucumanos están varados en Río Negro

Los golondrinas esperan conseguir trabajo en el sur del país. Foto Mara Alderete.

Luego de las Fiestas empezaron a salir los micros con obreros golondrinas tucumanos con destino a Río Negro. Trabajadores de Lules y Juan Bautista Alberdi se subieron a los micros con destino al sur del país, pero no todos los que llegaron se encontraron con el panorama esperado. Ese es el caso de un grupo que está varado en el parque terminal de Cipolletti: “Necesitan agua y alimentos para poder pasar estos días hasta que consigan algo o poder volver a sus casas”. Hay una denuncia en la Procuraduría de Trata y Explotación de Persona (Protex) del ministerio Público Fiscal. La lleva adelante el Juzgado N° 3.

Según datos de la UATRE, unos 4 mil trabajadores duplicaron localidades rionegrinas como El Chañar, Cipolletti y Villa Regina. Los trabajadores temporarios (entre tucumanos y santiagueños) se instalan desde diciembre hasta abril abocándose a la cosecha de la manzana, pera y vid.

Solange Juárez es hermana de uno de los famaillenses que ha llegado a Río Negro, pero está varado sin trabajo ni medios para poder volver: “A mi hermano lo llevaron a trabajar en Río Negro. Cuando llegaron a la chacra le dijeron que no tenían trabajo. Están durmiendo en la terminal pidiendo monedas como un perro. Como familia sufrimos lo que ellos están pasando porque estamos tan lejos. Pedimos ayuda y colaboración”.

Otro caso que se ha dado a conocer es el de Carlos Carrizo, varado en Contralmirante Cordero, al norte de Río Negro: “Vino con su familia y un grupo más con promesas de trabajo. Los dejaron tirados. Tienen hospedaje hasta este domingo. Andan pidiendo ayuda y colaboración, se quieren ir a su provincia. ¡No tienen para comer! Carlos nos contó que es papa de un bebé de un año, vino a esta zona a pedir trabajo porque su hijito está internado. Ayudemos”.

Entre los trabajadores tucumanos golondrinas varados, uno de ellos dialogó con eltucumano.com desde Río Negro y contó cómo es la situación: “Nos dijeron que íbamos a trabajar en una de las grandes firmas. Llegamos hasta la oficina, subieron tres personas y no volvieron más. Quedamos varados. ‘No necesitamos más gente’, nos dijeron. Caminamos kilómetros y kilómetros para conseguir trabajo y todo estaba cerrado por el fin de semana”.

Anoche, los tucumanos durmieron en el parque que rodea a la estación terminal de ómnibus: “Como estábamos con muchos bolsos nos echaron los guardias. Por suerte la gente de aquí es muy buena: nos dieron frazadas y comida. En Villa Regina supimos que la situación es similar. Si no había trabajo seguro, no hubiésemos hecho semejante viaje. Vinimos con una mentira y nos dejaron tirados. Todos nuestros familiares están preocupados, pero hay que aguantar”.

La situación en Villa Regina es similar: “Unas 20 personas, entre ellas mujeres con hijos, también se quedaron en la calle. Muchos consiguieron que les pagaran el pasaje y volvieron. A nosotros nos dijeron que mañana lunes hay una empresa que piensa contratar a 600 personas. Nos dijeron que vayamos temprano así que a las 6.30 vamos a estar ahí. Tenemos que aguantar”, indicó uno de los obreros, quienes cobran 1.100 pesos el jornal de 8 horas y comparten habitaciones junto a cinco personas todas las noches.

 

Fuente: El Tucumano

Nuestro Face