Mundo

Pensó que era una ampolla pero casi le provoca la muerte

Un joven de 26 años pensó que tenía una simple ampolla en su pie debido a su trabajo cotidiano, pero en realidad se trataba de una infección mortal que obligó a los médicos a amputarle el pie antes de que fuera demasiado tarde.

Raúl Reyes vive en Houston, Estados Unidos, y por estos días pasa por los peores de su vida. Como cualquier ser humano, supuso que una ampolla en su pie era consecuencia de su intensa labor diaria, en este caso, como técnico de guardería.

Pasaron unas horas y al despertar se dio cuenta que la ampolla le cubría todo el pie, por lo que se dirigió de urgencia a la clínica para ser examinado por los médicos el pasado 23 de febrero, según lo que contó su esposa Joselina.

“Pasan 30 minutos y veo que sale el médico”, contó Joselina. “Me dice que trató de sacar la mayor cantidad de bacterias, pero que tuvieron que amputar su pie para salvarle la vida”, relató.

Raúl fue víctima de fascitis necrosante, comúnmente conocida como infección carnívora. La bacteria mata los tejidos blandos del cuerpo y puede ser “mortal en muy poco tiempo”, según la información brindada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Los médicos consideraron que Raúl contrajo la bacteria a través de una herida abierta de una uña encarnada, ya que se adquiere en aguas saladas con organismos que entran en contacto con cortes abiertos.

Sin embargo, la esposa desestima esa versión. “Pensamos: ‘No, está perfectamente sano. No hemos ido a la playa en un año. Entonces es extraño cómo pudo suceder esto”, expresó la mujer.

FUENTE: Los Andes

Etiquetas