Política

La Municipalidad construirá una plaza en la zona de los túneles

La luz está al final del túnel. Pero sólo al final, porque adentro, en los túneles de las calles Mendoza y Córdoba, que haya luz es casi un milagro. A veces funcionan, muchas otras no.

Lo mismo pasa en el entorno de esa obra que prometía romper el cinturón ferroviario que asfixiaba el tránsito pero que, además, se convertiría en un espacio público para todos los tucumanos. Era el “Paseo del Bicentenario”, pero de paseo todavía no tiene nada, a pesar de que la obra está terminada desde mediados de 2017.

Los vecinos de la zona se quejan de los pastizales, de la inseguridad, de los asaltos que sufren por las noches cuando cruzan el puente peatonal, y también de la basura que se acumula. Por momentos, la zona parece tierra de nadie y, en efecto, aún no está clara la cuestión jurisdiccional.

“El proyecto inicial implicaba a la Nación, a la Provincia y a la Municipalidad. Ahora la Municipalidad debería hacerse cargo del entorno”, respondió Daniel Rivero, subsecretario de Obras Públicas de la Provincia, al ser consultado por las mejoras pendientes en el entorno de los túneles y puentes. Sin embargo, admitió que aún no se hizo la entrega formal de la obra de la Provincia a la Municipalidad, un requisito que la administración de Germán Alfaro siempre puso como condición para intervenir en la zona.

Una plaza

A pesar de esa disputa inconclusa, comienza a verse algo de acción. El sector verde cercano al túnel Mendoza, hay un obrador y se está colocando una cerca frentista.

“No sabría decir qué están haciendo, no estoy al tanto”, respondió Rivero, descartando así que los trabajos que se están realizando sean por parte de la Provincia. La respuesta, entonces, hubo que buscarla en la Municipalidad.

A pedido de los vecinos

“Estamos generando una parquización de los túneles, un espacio verde con juegos para chicos, pista de salud y más iluminación. El intendente (Alfaro) tomó la decisión política de intervenir ahí, a pedido de los vecinos, dado que la Provincia lo abandonó a la buena de Dios”, disparó sin medias tintas Carlos Arnedo, secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad.

“Apoyamos la decisión en los pedidos y en los reclamos de los vecinos, que sufren la inseguridad en esa zona. Es una boca de lobo. La ausencia de la Provincia determina la presencia de la Municipalidad en este caso”, agregó, cuando se le preguntó si habían mantenido diálogo con sus pares de la administración del gobernador Juan Manzur para coordinar esta obra. La respuesta es no.

“Si lo están haciendo ellos (por la Municipalidad), los aplaudimos y los acompañamos todo nuestro apoyo técnico. Lo que la gente necesita son soluciones, no que nos estemos fijando quién es responsable de hacer tal o cual cosa”, manifestó Rivero luego de la sorpresa, al enterarse de que estaban haciendo obras en ese sector perteneciente a la provincia.

Vandalismo

Actualmente, en el túnel de la calle Córdoba no funciona el semáforo de acceso (está en intermitente) y en ninguno de los dos túneles funcionan los semáforos de seguridad, colocados para advertir el peligro a los conductores en caso de inundación.

Rivero atribuyó las fallas constantes de la instalación eléctrica al vandalismo. “Todo el tiempo sufrimos vandalismo, hay unas cajas de inspección de la instalación eléctrica, que eran herméticas, pero las destaparon y entonces ingresó agua y produjo cortocircuitos. Estamos tratando de hacer unas líneas independientes. Las bombas sí funcionan”, aseguró. Además informó que están gestionando en conjunto con el Ministerio de Seguridad la instalación de cámaras para poder monitorear la zona. Hasta que eso no esté, la Provincia no hará mejoras ni reemplazará luminarias robadas, finalizó el funcionario.

Fuente La Gaceta


Nuestro Face