Policiales

Chocó a dos presuntos motochorros y escapó: uno de ellos perdió la vida

Dos vecinos y un automovilista intentaron detener al conductor del Corolla, pero este los esquivó y escapó. Uno de los motociclistas falleció ayer a las 19, a causa de las heridas sufridas al caer de la motocicleta embestida.

“Los vecinos estaban conmocionados. Vino uno y le pegó al muchacho que estaba tirado. Después vino un pariente y le bajó los humos”. Así relató el vecino M. R. S. el incidente del sábado a la noche en la esquina de avenida Ernesto Padilla y San Lorenzo, donde dos presuntos motoarrebatadores fueron atropellados por una supuesta víctima. Uno de ellos, Luis Manuel Rojas, de 23 años, murió ayer a las 19 en el hospital Padilla, a causa de las lesiones sufridas.

Pocos vecinos vieron lo que pasó. Rojas y Franco David Pistán (26) circulaban en una motocicleta Honda Tornado 250 cc cerca de las 22 del sábado. Según el informe oficial, los dos habrían intentado robar al conductor de un Toyota Corolla negro, que luego los persiguió por calle Padilla. Dos policías que realizaban recorridos preventivos en dos motocicletas, Bruno Jaime y Gerardo Olea, fueron advertidos de la situación y se sumaron a la persecución.

En el cruce con San Lorenzo, el auto atropelló a la motocicleta y ambos cayeron al pavimento. Rojas y Pistán quedaron golpeados en el asfalto, y el conductor del Corolla huyó a toda velocidadad por Padilla hacia el sur. M. R. S. y otro vecino de la zona se encontraban en la vereda en ese momento. “Nosotros lo hemos tratado de parar, pero nos ha zigzagueado. Otro auto se le ha puesto de frente y también lo ha zigzagueado”, explicó.

El policía Olea se quedó en la escena y comenzó a ayudar a los heridos, mientras el otro, Jaime, trató de seguir al Corolla, consiguiendo solamente identificar su patente, KNX257. “Ya se había ido cuando (los policías) lo intentaron alcanzar”, añadió M.R.S.

En ese momento ocurrió la agresión de un vecino a uno de los motociclistas. Cerca de los heridos se halló una pistola con cargador. Los partes policiales señalan que el arma era una 9 mm. y también que era una 22. “La ambulancia tardó como 20 minutos en llegar”, dijo el vecino. Rojas y Pistán fueron llevados al hospital Padilla. “Llevaron primero a uno que perdía mucha sangre por la cabeza”, dijo. El parte oficial confirmó que Pistán se encontraba fuera de peligro, pero que Rojas estaba delicado. A las 19 falleció.

Tanto la motocicleta como el arma encontrada en la escena fueron secuestradas como evidencia por pedido de la Fiscalía especializada en Robos y Hurtos. También se constató que la motocicleta no presentaba impedimentos para circular. La comisaría tercera fue la encargada del caso.

La Policía busca al conductor del auto Corolla, cuyo titular ya fue identificado a partir del número de patente.

Fuente La Gaceta


Los Primeros TV

Nuestro Face