Sin categoría

¿Cómo evitar el golpe de calor?

Los pronósticos anuncian jornadas agobiantes, hasta el domingo al menos, con máximas que superarán los 40°C, por eso es necesario tomar precauciones al momento de exponerse al calor.

Hay grupos que potencialmente pueden resultar más afectados: las mujeres embarazadas; los bebés y niños pequeños; las personas mayores de 65 años y quienes padecen enfermedades crónicas como afecciones respiratorias o cardíacas, hipertensión arterial, obesidad y/o diabetes.

La doctora María Cristina Berta, coordinadora de la guardia de pediatría del hospital Avellaneda, recomienda consumir mucho líquido, preferentemente agua fresca, durante todo el día; aun si no se tiene sed. Así como también evitar el consumo de infusiones calientes, bebidas alcohólicas y aquellas con mucha azúcar.

“Estamos atendiendo a muchos pacientes con síntomas de haber sufrido las altas temperaturas  que estamos teniendo en la provincia. Es por eso que se debe evitar la exposición al sol, especialmente entre las 10 y las 16. Se debe que permanecer en lugares frescos y consumir frutas y verduras como principal fuente de alimentación. A su vez, es aconsejable utilizar ropa clara y fresca”, explicó Berta.

Recomendaciones
-Evitar la exposición entre las 10 y las 16 horas y permanecer en espacios ventilados.
-Usar protector solar con factor de 30 o más y renovarlo cada 2 horas y después de salir del agua.
-Evitar por completo la exposición al sol de los niños menores de 1 año. Los mayores de esa edad pueden estar al sol sólo en horarios permitidos y con la protección necesaria.
-Usar ropas claras, anteojos de sol y sombrero.
-Si se va a realizar actividad física, hacerlo en las horas de menos calor, usar ropa holgada, liviana, de colores claros. Llevar siempre una botella de agua para mantenerte hidratado.
-No esperar a tener sed. Tomar abundante agua antes, durante y después del ejercicio.
-Durante el verano, es importante que se ponga especial cuidado en el manejo y consumo de los alimentos, respetar la cadena de frío y evitar la exposición de los productos al calor. De esta manera los alimentos no se deterioran y prevenís enfermedades e intoxicaciones.

Por último, la coordinadora de la guardia pediátrica del efector indicó que ante cualquier síntoma como ceféala, dolor de cuerpo, fiebre alta, diarrea, vomito, entre otros; hay que acudir al centro de asistencia más cercano.

Fuente MSP

Nuestro Face