Política

Giannoni debería apartarse de la causa que promueven contra médicos

La denuncia de un grupo provida contra los médicos que atendieron a la nena abusada, está en la fiscalía de Adriana Giannoni, por eso la defensa de los profesionales pidió que se inhiba, por haber sido ya denunciada por hechos vinculados con el caso que ahora investiga.

Los médicos Cecilia Ousset y José Gijena, quienes fueron denunciados por un grupo de profesionales “provida”, reivindicaron la legalidad de la cesárea practicada en el caso “Lucía”, como se identificó a la niña de 11 años que había sido víctima de abuso sexual por parte de un hombre de 65. El abogado de la pareja, Emilio Guagnini, sostuvo en representación de ellos que no hubo delito alguno en la realización de la cirugía. Y consideró que la fiscala de Homicidios, Adriana Giannoni, debe apartarse del caso en que se investiga el deceso de la neonata ocurrido el sábado.

“Hemos tomado conocimiento de la denuncia realizada en contra de Cecilia Ousset y José Gijena ante la Fiscalía (a cargo de) Giannoni. Si bien hasta ahora ninguno de los dos fue citado (a los tribunales) bajo ningún carácter, entendemos que Giannoni debe inhibirse de intervenir en la causa, ya que ella ha sido denunciada por hechos vinculados a su intervención previa en este mismo caso”, explicó Guagnini. Aunque el letrado no profundizó al respecto, todo indica que aludía a la presentación judicial realizada por la diputada Teresita Villavicencio, a partir de la actuación de la representante del Ministerio Público en el caso “Lucía”.

La niña de 11 años fue sometida a una cesárea luego de que sus padres requirieran la interrupción legal del embarazo -que tenía unas 25 semanas de gestación-, siguiendo los parámetros del Código Penal Argentino y del fallo “FAL” dictado por la Corte nacional en 2012. Diez días después, la neonata falleció producto de complicaciones respiratorias, según el Siprosa. Esta semana, médicos y abogados “provida” plantearon una denuncia penal por presunto homicidio calificado por dolo eventual contra Gijena y Ousset por la práctica médica (ver nota aparte). El matrimonio rechazó esa versión a través de su abogado.

“Hay que decir que ambos (profesionales) actuaron por solicitud expresa del sistema público de salud de la Provincia, desde donde les encomendaron que realicen el procedimiento. Sería una barbaridad jurídica algún tipo de acusación en su contra, porque estamos ante una práctica legal, por lo que no cometieron delito”, añadió Guagnini. Y analizó la denuncia penal en contra de sus clientes, más allá de su contenido expreso. “Es un claro mensaje de amedrentamiento para que los médicos de Tucumán no realicen una práctica legal”, indicó en alusión a la ILE.

“Maliciosa”

Cladem Argentina, Andhes y distintas organizaciones sociales repudiaron la denuncia de los profesionales “provida”, a la que calificaron de “maliciosa”. “Advertimos que en la práctica realizada por los médicos no hay delito. (…) La Corte de la Nación determinó (en el fallo FAL) que cualquier aborto de un embarazo producto de una violación no es punible, tanto para la mujer como para la persona que cause la interrupción del embarazo”, advierte el texto firmado de manera conjunta. Y agrega: “la denuncia, además de no tener asidero legal, constituye un serio amedrentamiento hacia los profesionales”. Además, considera que hubo decisiones judiciales tomadas sin objetividad. “La fiscala actúa bajo los mandatos de su ideología y no apegada a lo que dicen las leyes vigentes. (…) El solo hecho de citar a indagatoria puede considerarse prevaricato y podrá dar lugar a acciones legales”, añade el texto.

Fuente La Gaceta

Los Primeros TV

Nuestro Face