Policiales

A los tiros intentó robar una moto: tenía arresto domiciliario

Un barrabrava de San Martín que estaba cumpliendo arresto domiciliario por una causa de drogas, volvió a ser detenido por tirotearse con un policía cuando intentó, junto a otro cómplice, robarle a este la moto en la que se trasladaba.

El lunes por la noche, el agente transitorio Walter Amaya, que presta servicio en la Dirección de Guardia Urbana, llegaba a su casa de Campo de las Carreras al 1.500 con su esposa e hija de 10 meses. La mujer, que cargaba a la pequeña, ingresó al domicilio y el uniformado se quedó para entrar el rodado.

Cuando estaba abriendo el portón, según consta en las actas policiales, se frenó un Chevrolet Sonic, de donde se bajaron los dos sospechosos. Luego de amenazarlo con armas de fuego, intentaron quitarle la moto. En un descuido, Amaya se identificó como policía y sacó su arma reglamentaria. Se produjo un enfrentamiento que duró algunos segundos, pero ninguno resultó herido. Los asaltantes huyeron del lugar con algunas de las pertenencias de la víctima.

El policía denunció el hecho y personal de la división de Sustracción de Automotores, al mando del comisario Walter Salvatierra, ubicó el vehículo, a sus ocupantes y los elementos que le habían sustraído al uniformado.

Identificaron a los detenidos como Hugo Albarracín (22 años) y Sebastián Alderetes (24). El primero había sido detenido en octubre pasado, acusado de manejar un quiosco de drogas en La Ciudadela. Luego de algunos meses, la Justicia Federal lo benefició con el arresto domiciliario, ya que tenía una incapacidad que habría sido producida por el disparo que recibió en una de sus piernas años atrás. El sospechoso cuenta además con varias causas pendientes por robo y una por tentativa de homicidio. La justicia ordinaria también le había permitido el arresto domiciliario. No tenía colocada pulsera electrónica.

Fuente La Gaceta

Los Primeros TV

Nuestro Face