Policiales

Detienen a un procurador por el crimen del ex panadero en Concepción

La investigación del crimen del ex panadero Carlos Chequer, de 62 años, tuvo un inesperado giro. La Policía aprehendió a un procurador que habría tratado de eliminar evidencias del caso. Además, según confiaron fuentes judiciales, se allanó un domicilio de un funcionario de la Municipalidad de Concepción, donde trabajaba el aprehendido.

El homicidio ocurrió el 27 de febrero. Chequer fue atacado por sorpresa por un desconocido que ingresó a su casa cuando el portón de acceso aún permanecía abierto.

El homicida le asestó al ex empresario cuatro golpes fulminantes en el cráneo. Lo habría atacado de frente y con un garrote de madera. El deceso del empresario se produjo prácticamente en el acto. Los peritos habrían puesto de relieve la saña con la que actuó el agresor.

Gracias a los datos suministrados por vecinos, y a filmaciones de cámaras de seguridad, se determinó que un hombre había merodeado la casa en el mismo lapso en que se produjo el asesinato. Algunos testigos dijeron haber visto al sospechoso con un bate de madera. Con esos elementos, el fiscal Edgardo Sánchez solicitó la aprehensión del sospechoso y el allanamiento de su domicilio de Concepción. En esa medida se habría secuestrado prenda con manchas de sangre.

Por orden de la Justicia, la Policía secuestró un auto que fue detectado circulando en el lugar y en el horario del crimen. Ordenó que sea trasladado hasta el cuartel de los Bomberos Voluntarios de Concepción hasta tanto se le realicen algunas pericias.

Ayer a la mañana, se presentó en el lugar el propietario, un reconocido procurador del sur de la provincia. Sin ningún tipo de autorización, el profesional rompió las fajas de seguridad y sacó una bolsa que estaba en el interior del auto. Como los servidores públicos que se desempeñan allí no pudieron hacer nada para detenerlo, avisaron a la Policía. El hombre huyó del lugar.

Los uniformados, con los datos que le proporcionaron los bomberos, fueron tras los pasos del profesional. Lo ubicaron cuando intentaba eliminar el objeto que había retirado del vehículo, lo arrestaron y ubicaron la bolsa donde también estaba oculto un cuchillo de mango de madera. El procurador ahora pasó ser sospechoso.

Más misterio

La investigación del caso también se orienta ahora al municipio de esa ciudad, no sólo porque allí trabajaba el detenido, sino también porque se detectaron irregularidades en las imágenes que habían sido tomadas por las cámaras de seguridad de la Secretaría de Seguridad de Concepción.

Según confirmaron fuentes judiciales, las tomas del momento en el que se produjo el crimen estaban dañadas, no así las de antes y las de después. Por ese motivo, Sánchez ordenó que se realizara un allanamiento en la casa de un funcionario del área. No se informaron aún los resultados de esa medida.

 

 

 

 

 

Fuente: LG


Nuestro Face