Tecnología

Pioneros de la inteligencia artificial reciben el Premio Turing, el “Nobel de la informática”

Yann LeCun, Geoffrey Hinton y Yoshua Bengio trabajan en el área hace casi 30 años.

Tres investigadores considerados como los “padres de la inteligencia artificial” fueron galardonados con el Premio Turing, el mayor reconocimiento en el ámbito de las ciencias de la computación. La Association for Computing Machinery (ACM) lo entrega desde 1966, y en el pasado destacó a figuras como Tim Berners-Lee, pionero de la world wide web.

El premio de 1 millón de dólares será repartido entre el francés Yann LeCun, el británico Geoffrey Hinton y el canadiense Yoshua Bengio, quienes sentaron bases para el actual auge de las tecnologías de inteligencia artificial.

Este triple reconocimiento refuerza la visibilidad de esos desarrollos en el ámbito académico, científico e incluso comercial, en un camino que avanza para que las máquinas emulen habilidades del cerebro humano. También premia la dedicación de estos investigadores que, tal como expresó LeCun, enfrentaron prejuicios y desprestigios en el despliegue temprano de esas tecnologías.

“Esto reconoce un campo que, tras una etapa de estancamiento, ha vuelto a resurgir. Las redes neuronales han tenido un importante pasado y tienen un prometedor futuro”, apunta El País al respecto.

“Hubo un período oscuro entre mediados de los 90’s y principios o mediados de los 2000 en el que resultaba imposible publicar investigaciones sobre redes neuronales, porque la comunidad había perdido interés en ello. De hecho, tenía mala reputación”, comentó en esa misma línea LeCun, y señaló que recién en el año 2012 la inteligencia artificial comenzó a lograr reconocimiento.

De acuerdo al francés, AlexNet determinó un punto de inflexión. Aquella es una red neuronal presentada en un concurso organizado en 2012, desarrollada por un equipo que lideró Geoffrey Hinton. Su aparición en escena impactó por sus avances en el reconocimiento de imágenes por vía computacional.

Esos avances sentaron la base para tecnologías que hoy son omnipresentes. Siguiendo al MIT Technology Review, “el deep learning está ahora en casi todas partes; se usa para procesar imágenes en Facebook, dirigir los anuncios en Google, y ayuda a los autos que conducen a percibir el mundo que los rodea”. La publicación académica agrega que incluso las empresas no tecnológicas que quieren ser más eficientes están adoptando esas tecnologías.

Este premio rinde homenaje al científico británico Alan Turing (1912-1954), una referencia que está vinculada a este nuevo reconocimiento. Según Hinton, Turing fue una de las personas que creyó firmemente en el potencial de la inteligencia artificial.

Sobre los tres expertos

Geoffrey Hinton: Nació en el Reino Unido en 1947. Se doctoró en inteligencia artificial en 1978 con una tesis enfocada en las redes neuronales. En la actualidad reside en Canadá y se desempeña como profesor emérito en la Universidad de Toronto, entidad a la que donará parte de su premio monetario. Además es vicepresidente de Google: su rol en la empresa está abocado a desarrollos de reconocimiento de imágenes, voz e idiomas.

El investigador británico dijo que donará parte del premio a organizaciones que combaten el cambio climático.

Yoshua Bengio: Nació en Francia en 1964 y tiene nacionalidad canadiense. Es profesor de informática en la Universidad de Montreal y director del Instituto de Inteligencia Artificial de Quebec. Entre otros trabajos, es asesor de empresas tecnológicas, entre ellas Microsoft.

Bengio es una de las figuras del campo científico que impulsaron la Declaración de Montreal, que procura un desarrollo responsable de estas tecnologías. Además es cofundador de la empresa Element IA.

Yann LeCun: Nació en Francia en 1960. Durante su carrera realizó investigaciones bajo la superivisión de Hinton. Trabajó en empresas como AT&T, y actualmente en Facebook como responsable del área de investigación en inteligencia artificial. Es profesor en la Universidad de Nueva York.

“El desafío es crear inteligencia artificial a nivel humano. Probablemente haya otras 50 montañas para escalar, incluso las que todavía no podemos ver. Y sólo subimos la primera montaña, tal vez la segunda”, dijo LeCun refiriendo a un camino que lleva largos años pero que, en evidencia, tiene largo trecho por delante.

 

Fuente: TN


Nuestro Face