Policiales

El comisario Pineda podría ir a juicio por herir a un supuesto ladrón

El comisario que fue detenido por el robo de cables en Alberdi recibió otra mala noticia, cuando aún no ha sido resuelto procesalmente ese caso. La Justicia solicitó que Alfredo Pineda sea enjuiciado en una causa por lesiones, por un hecho que ocurrió el año pasado. Esta novedad podría acelerar el proceso de pase a retiro que el Gobierno anunció días atrás.

En febrero de 2018, el por ese entonces jefe de la comisaría de Arcadia baleó a Rubén Quieta, de 30 años, quien habría ingresado a robar a una vivienda en la localidad de Los Sarmientos, en el sur de la provincia.

Pineda aseguró que actuó porque una vecina le había avisado del robo y que él fue tras el sospechoso. Detalló que cuando encontró al presunto asaltante, en un lugar muy poco iluminado, disparó al pensar que el supuesto ladrón había intentado agredirlo. El lesionado, en cambio, dijo que el comisario ingresó a su domicilio y que le disparó cuando estaba en su cama.

El fiscal Jorge Echaide comenzó a encontrar numerosas irregularidades en la causa. Por ejemplo, descubrió que Pineda no había dejado registrada ninguna actuación por el hecho y que tampoco había entregado su arma para que fuera analizada. Además, se confirmó que a la Justicia le informaron del caso varias horas después de que se produjera el hecho.

El investigador logró que Pineda fuera detenido, medida que generó un rechazo por parte de la fuerza y los funcionarios del Área de Seguridad. El ministro Claudio Maley, el ex secretario de Seguridad Miguel Gómez y el ex jefe de Policía José Díaz, se trasladaron hasta Concepción para pedir que lo dejaran libre, lo que finalmente sucedió luego de que pagara una caución de $ 30.000.

El fiscal continuó con la investigación del caso. En las últimas semanas habría recibido una pericia clave: Pineda disparó a Quieta a menos de 30 centímetros de distancia, lo que desacredita la versión del comisario y abona la de la víctima. Por ese motivo, Echaide solicitó que Pineda sea enjuiciado por presuntas lesiones.

Más casos

Antes de que se resolviera esta causa, el comisario, que era jefe de la comisaría de Santa Ana, fue sorprendido cuando presuntamente robaba cables del alumbrado público en un paraje del departamento Alberdi. El negó las acusaciones en su contra y dijo que otros hombres de la Policía le habían tendido una trampa.

Sin embargo, la Justicia consiguió filmaciones en una estación de servicio donde se lo observa al sospechoso cargando combustible en una camioneta en la que trasladaba la escalera que fue secuestrada en el lugar del hecho. También se confirmó que utilizó vales de la Policía para pagar la nafta que había comprado.

En las últimas horas, surgió otra novedad con respecto a las causas en contra del funcionario. Antes de que se confirmara que sería enjuiciado, Pineda trató de resolver una tercera causa en otra fiscalía de los tribunales de Concepción.

Según confiaron fuentes judiciales, un vecino había denunciado al comisario por un supuesto robo: lo acusa de haberse llevado el parlante con el que escuchaba música en su casa, junto con un grupo de amigos.

En los últimos días, la esposa del acusado, que también es policía, habría presentado en la Justicia un documento para demostrar que había devuelto el objeto para tratar de descomprimir los problemas que tiene.

Esta no será la primera vez que Pineda enfrente un tribunal. El uniformado también estuvo procesado, junto con cuatro colegas, por un cuádruple homicidio ocurrido el 26 de julio de 2003, en la ruta provincial 308, cerca de la localidad de La Madrid. Aquella noche fueron abatidos Carlos FigueroaLeonardo PérezMiguel Ángel PáezRicardo Ignacio Tapia, cuando supuestamente estaban por asaltar un camión.

La fiscala Alicia De Blasis de Morelli había pedido la absolución de los policías acusados de matar con “alevosía y ensañamiento” a las víctimas, con excepción de Pineda, para quien solicitó cinco años de prisión por homicidio culposo.

Blasis de Morelli consideró que el uniformado tenía reducido a Tapia cuando disparó varias veces contra su humanidad. Los jueces del Tribunal de Concepción, sin embargo, resolvieron absolver a los acusados en abril de 2012.

Fuente La Gaceta


Nuestro Face