Policiales

Denuncian al hospital Eva Perón por filtrar información de la nena abusada

Organizaciones de Derechos Humanos y la familia de la niña de 11 años que quedó embarazada tras haber sido violada por la pareja de su abuela materna, y que luego fue sometida a una cesárea, denunciaron hoy a las autoridades del hospital del Este, por filtrar la historia clínica de la menor.

“La denuncia penal fue radicada en la Fiscalía Criminal I, donde solicitamos que se investigue a la directora del Hospital del Este, Elisabeth Ávila, y a su personal por violación del secreto profesional, de la privacidad, de derechos de los pacientes e incumplimiento de funcionario público”, señalaron en un comunicado firmado por Andhes y Cladem.

La denuncia también se extiende a la abogada María Teresa Mockevich y al integrante de Médicos por la Vida de Neuquén, Jorge Maciel, por violación de privacidad y encubrimiento.

Mockevich fue quien  junto a un grupo de abogados de la provincia, denunció ante la  Fiscalía de Homicidios de Tucumán, a los médicos José Gigena y Cecilia Ousset, que le practicaron la cesárea a la niña,  por “homicidio calificado” y “desobediencia judicial e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

El comunicado agrega que “el 11 de marzo Mockevich dio a conocer el apellido de la niña en diferentes medios de comunicación”, en ese entonces la abogada declaró a Página 12  que había “tenido acceso” a la información contenida en la historia clínica”, y que no podía revelar quien le facilitó el acceso a esa información porque lo pondría en riesgo.

“Estas conductas demuestran a todas luces la violación de los derechos humanos de la niña, y entran en contradicción no solo con leyes nacionales sino con convenciones internacionales que resguardan a mujeres, niños, niñas y adolescentes como la Convención de Belem Do Pará, la Convención contra todas las formas de discriminación hacía las mujeres y la Convención de los Derechos de los niños”, concluye.

El caso

El 5 de febrero, la madre de la niña había denunciado el abuso que sufrió su hija y solicitado la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) cuando cursaba la semana 16 de gestación.

Pero tras permanecer internada en el hospital, se le practicó una operación cesárea, por un fallo de la justicia y el viernes 8 murió la beba nacida luego de 23 semanas de gestación y con 660 gramos de peso.

Días después, la niña recibió el alta médica del Hospital del Este donde permaneció internada desde que se denunció el caso.

Organizaciones y la asesoría letrada que acompañan a la niña y a su familia publicaron “queremos informar que Lucia (seudónimo de la menor) ya salió del hospital y está con su familia. Para preservar su intimidad y seguridad no se brindarán más datos”.

Fuente La Gaceta


Nuestro Face