Tecnología

Una app argentina usa la realidad virtual para ayudar a pacientes a enfrentar sus fobias

La aplicación Phobos en pleno uso: así simulan que hay un doberman.

Fernando Tarnogol estudio psicología, pero siempre le interesó la tecnología. Después de muchos años de emprender distintos proyectos, este joven encontró la unión de sus pasiones en PHOBOS (que en griego significa pánico, temor y horror), la primera plataforma de realidad virtual aplicable a un amplio espectro de fobias y trastornos de ansiedad.

Todos (o casi todos) sufren miedo a alguna cosa o situación. Desde aquellos que son claustrofóbicos y sufren cada vez que entran en espacios cerrados y reducidos, hasta las personas que no pueden tener un perro cerca sin entrar en pánico.

Los que padecen algún tipo de trastorno ya no necesitan experimentar directamente con sus miedos. Primero pueden “practicar” en el mundo virtual. Se ponen un casco especial y con una aplicación pueden enfrentarse a arañas, serpientes, perros y otros casos similares.

A través de este método, los especialistas tienen un gran abanico de patologías a un click de distancia para que los pacientes experimenten. Una persona con miedo a volar puede simular el trayecto hacia el aeropuerto, el check in, una turbulencia o el momento del aterrizaje. En ningún momento se pretende reemplazar las prácticas profesionales clínicas. Todo lo contrario, la idea es que sirva de complemento.

Aquellos que le temen a las arañas (acrofobia) pueden elegir que este animal camine alrededor suyo e intentar “tocarlo”. Algo parecido pueden hacer los que le temen a los perros. Eligen entre un doberman o un dálmata y pueden activar a la mascota virtual para que “camine” o que le “salte” encima.

Además de estos ejemplos, se pueden tratar las fobias a las aves (ornitofobia), a roedores (musofobia) y hay una opción hasta para aquellos que sufren de los espacios cerrados (claustrofobia) o los lugares concurridos (agorafobia).

 

Fuente: TN

Nuestro Face