Salud

Comer mal, la mayor causa de muerte en el mundo

Un informe publicado señala que una de cada cinco muertes a nivel mundial están vinculadas a factores de riesgo dietéticos, la mitad de ellas solo a tres: alto consumo de sodio y bajo de granos integrales y de frutas, advierte un amplio estudio publicado en The Lancet que rastreó las tendencias en el consumo de 15 alimentos y nutrientes desde 1990 a 2017 en 195 países. Esta investigación fue recuperada y publicada por diario Clarín.

El Estudio de Carga Global de la Enfermedad (GBD) arrojó que durante 2017 los factores de riesgo alimentarios fueron responsables de más de 11 millones de muertes (el 22% del total de fallecimientos entre adultos mayores de 25 años) y 255 millones de años de vida ajustados por discapacidad (el 15% del total). La enfermedad cardiovascular fue la causa principal de muertes relacionadas con la dieta (10 millones), seguidas por cáncer (913.090) y diabetes tipo 2 (338.714).

La mayor proporción de muertes relacionadas con la dieta se registró en Uzbekistán, lo que lo ubica en el puesto 195 del ranking de mortalidad, con casi 892 fallecimientos por estas causas cada 100.000 habitantes. Lo siguen Afganistán, Islas Marshall y Papua Nueva Guinea. En el primer puesto, con la menor proporción de muertes por factores vinculados a la alimentación se ubica Israel (89 muertes cada 100.000 habitantes). Francia y España completan el podio. Argentina ocupa el puesto 62 (203 muertes cada 100.000 habitantes), lo que lo ubica en peor posición que otros países de Latinoamérica como Colombia (31), Chile (35), Ecuador (40), Cuba (45), Brasil (50), Uruguay (51) o México (57).

“Este estudio afirma que una dieta deficiente es responsable de más muertes que cualquier otro factor de riesgo en el mundo, incluido el consumo de tabaco”, subrayó Christopher Murray, director del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) de la Universidad de Washington (Estados Unidos) y uno de los autores del estudio del que participaron más de 130 investigadores de 40 países. A nivel mundial, el consumo de casi todos los alimentos y nutrientes saludables fue subóptimo en 2017, destaca el artículo. Los mayores déficits se observaron en nueces y semillas (solo se consume el 12%), leche (16%) y granos enteros (23%).

Etiquetas

Nuestro Face