Policiales

Rechazaron la detención de un taxista que mató a una adolescente

Foto de diario La Gaceta

La menor había intentado robarle. La fiscal Adriana Giannoni había requerido su detención pero el juez Facundo Maggio lo rechazó.

En medio de los festejos del Carnaval, una joven murió al recibir un disparo en el barrio Juan XXII (“La Bombilla”). Después de algunos días de misterio, se determinó que la menor murió en un intento de robo que sufrió un taxista.

Priscila Alanís tenía 15 años y esa noche había asistido a un recital en el estadio Club Central Córdoba. La joven se había subido a un taxi para regresar a su casa, en la madrugada del 6 de marzo. El conductor del vehículo le disparó y huyó. Minutos más tarde, la chica falleció. Según los familiares, cerca de la 1 escucharon unos disparos pero no sabían qué había ocurrido. Los vecinos culparon al taxista de la muerte de Priscila y entregaron a la Justicia un teléfono que pertenecía al autor del disparo.

Luego del hecho, el hombre se presentó a declarar ante la fiscala Adriana Giannoniy dijo haber disparado porque la menor, con ayuda de dos jóvenes que estaban en la esquina de la casa de la fallecida, intentó asaltarlo y la adolescente le quitó el celular.

El conductor reconoció que efectuó un disparo con el arma que les había quitado a los asaltantes, pero aclaró que lo hizo porque temía por su vida. La familia de la joven siempre negó esa versión. Giannoni pidió la detención del hombre, pero el juez Facundo Maggio rechazó el planteo. “Mi defendido declaró que cuando llegaron a destino, la chica le pidió que esperara que buscara dinero en el interior de su casa. Cuando se estaba bajando del auto, aparecieron dos jóvenes armados por los costados del vehículo. La chica en ese momento le quitó el celular”, dijo el abogado defensor José Luis Robles.

Fuente La Gaceta

Nuestro Face