Sociedad

Habían instalado caños en el parque Sierra de San Javier, para llevar agua a un country

Había mangueras y tanques para transportar agua desde el río Tipas a un country ubicado fuera del parque.

La Universidad Nacional de Tucumán secuestró 1.200 metros de cañerías, válvulas y tanques de agua de una red de mangueras que una empresa había instalado dentro de parque Sierra de San Javier, en Las Tipas, para llevar agua a un country que se está construyendo en la zona. Fue un descubrimiento casual del guardaparque Manuel Villagra, que a fines de enero observó que un gran desmonte, denunciado en 2018, había sido ampliado con la red de mangueras.

El operativo de secuestro se realizó el 13 de febrero, con apoyo de cinco agentes de Gendarmería y siete de la Policía de Tucumán.

A comienzos de 2018, según informó el guardaparque Manuel Pachado, se había radicado una denuncia en la comisaría de Raco, ya que en una recorrida se había descubierto una picada (desmonte de un metro de ancho por 3.000 metros de largo) que estaba oculta a 200 metros del río Tipas. “La denuncia fue por el corte de especies de flora nativa y por la apertura de un sendero sin autorización”, dijo. “La picada tiene la orientación norte-sur y se extiende desde el río Tipas hasta el cauce del río Algarrobo, (siempre dentro del parque Sierra de San Javier)”. Añadió que “en aquella oportunidad sospechamos que se trataría de una traza para colocar mangueras ya que algunos lugareños nos comentaron que el señor Carlos Torres tenía la intención de lotear unos terrenos y también suministrar agua a otro emprendimiento vecino (barrio privado de la empresa Di Bacco)”. La picada está cerca del cruce las rutas 340 y 341 (que vinculan Raco y San Javier), en el sector noroeste del parque universitario.

La red consistía en una manguera de 2 pulgadas de diámetro de PVC, que se extendía a lo largo de la traza y llega al río Algarrobo siguiendo por dentro del cauce unos 1.000 metros más. En su extremo superior se había colocado un filtro para conducir el agua de este río hacia abajo. El operativo del 13 de febrero se hizo con gendarmes, policías, personal de Construcciones Universitarias, guardaparques y voluntarios. Secuestraron 16 tramos de manguera de 2 y ½ pulgadas, unos 1.200 metros; uniones, llaves, tanques y válvulas, que fueron llevados a la Ciudad Universitaria y dejados bajo custodia.

 

Fuente: La Gaceta

 

Nuestro Face