Política

Formosa: peronista disidente será candidato de Cambiemos para pelear contra Insfrán

El acuerdo entre Martín Hernández y Adrián Bogado se selló a instancias del senador radical Luis Naidenoff.

La sorpresiva jugada del eterno justicialista Gildo Insfrán de anticipar la batalla por su séptimo mandato consecutivo al 16 de junio aceleró todos los tiempos en la oposición, donde la Casa Rosada acaba de dar la venia a un armado para llevar como candidato a gobernador a un peronista disidente, con el radicalismo en el segundo escalón de la fórmula.

La dupla será encabezada por Adrián Bogado, hijo del exvicegobernador de Insfrán Floro Bogado, fallecido en funciones en diciembre de 2017. El actual diputado provincial es hoy un duro crítico de la gestión del actual mandatario, lo que lo puso en el radar del PRO.

“Estamos haciendo un gran acuerdo que potencia la marca Cambiemos en la provincia, más allá del nombre del candidato”, aseguraron desde despachos nacionales a Ámbito Financiero, frente a las suspicacias por el hecho de que la UCR terminará así recalando en el segundo escalón de la fórmula a gobernador (sería una dirigente del centenario partido).

Se trata de un tipo de entendimiento que en rigor ya Balcarce 50 avaló en San Luis, con la postulación de la dupla de Claudio Poggi y Carlos Ponce para enfrentar a los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Sáa, que en este turno marchan por separado para la gobernación. Una compulsa que, como en Formosa, también será el 16 de junio.

La estrategia formoseña avanzó en las últimas horas, de la mano de un encuentro en el despacho del senador nacional radical Luis Naidenoff que sentó frente a frente a las dos espadas opositoras con aspiraciones para pelear el máximo cargo provincial: el propio Bogado y el diputado nacional de la UCR Martín Hernández.

Fueron de la partida además el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el presidente del Consejo Nacional del PRO, Humberto Schiavoni y el exministro de Agricultura Ricardo Buryaile.

Allí coincidieron en apostar a una fórmula de consenso para no fragmentar la oposición, encarnada por el Frente Amplio Formoseño (que tiene al centenario partido como principal socio). “La prioridad es la unidad de una alternativa para ganar Formosa”, enfatizó Hernández.

La pretensión inicial -tal como informó días atrás este diario- era apostar a una interna entre Hernández y Bogado para definir la cabeza de fórmula. Pero los tiempos urgen (el 12 de mayo vence el plazo para presentar las listas de candidatos) y, en medio del hermetismo, este diario pudo confirmar que será Bogado quien encabezará la fórmula avalada por la Casa Rosada y por el radicalismo.

Tras la muerte de su padre, Bogado -hasta ahora precandidato a gobernador por el partido Un Nuevo País- levantó su perfil público con duros cuestionamientos a la gestión gildista, en un posicionamiento que ahora toman forma en una candidatura de cara a los comicios del 16-J, donde Insfrán pisa a priori fuerte y no ve mayores contratiempos en su horizonte, a tono con los triunfos oficialistas en masa desde el inicio este año del calendario de elecciones desdobladas.

“Se firma el frente, sin especulaciones”, dijo Hernández, respecto de una ingeniería que deberá se refrendada en una reunión de la Convención Provincial de la UCR. A diferencias de las urgencias electorales de la oposición, en el oficialismo la estructura está definida y sólo falta anunciar el nombre de quién acompañará a Insfrán en la fórmula, y que sería en esta oportunidad una mujer.

En las últimas horas quedó sellada la conformación del Frente para la Victoria, que asocia a 22 partidos y lleva como cabeza al PJ. “Se han sumado nuevos movimientos a este arco político aglutinador del modelo formoseño, coincidente en un proyecto nacional y popular, con el compromiso de seguir trabajando con fuerza en diferentes espacios de la comunidad”, enfatizó el presidente provisional de la Legislatura y apoderado del PJ, Armando Cabrera.

Días atrás había sorprendido Insfrán -anclado en el poder desde 1995- al anunciar el desdoblamiento electoral pese a que se especulaba que Formosa votaría en simultáneo con Nación el 27 de octubre para blindar una potencial candidatura de Cristina de Kirchner, con quien Insfrán sintoniza. Sin embargo, el mandatario desplegó una estrategia de anticipar comicios para provincializar la compulsa, ahogar el armado opositor y quedar libre para el juego nacional, con o sin Cristina hacia la Casa Rosada.

 

Fuente: Ámbito Financiero

Los Primeros TV

Nuestro Face