Política

Maley en la Legislatura: más policías y renovar las cámaras de seguridad

“Es importante saber de dónde venimos. Desde 2014 se venían incrementando los delitos, en especial los homicidios. Eso fue porque hace mucho tiempo que no se hacía nada. Pero ahora podemos decir que nos estamos estabilizando”. Claudio Maley, ministro de Seguridad de la Provincia, brindó ayer este diagnóstico a los legisladores de la Comisión de Seguimiento de la Ley de Emergencia de Seguridad.

Fue una reunión atípica: en casi tres horas pasó de todo. Los funcionarios del área explicaron el informe que habían presentado por escrito; los legisladores plantearon sus preguntas; y Maley respondió a la mayoría de los interrogantes. También se acordó de que el próximo encuentro será el 12 de junio, tres días después de las elecciones.

“Queremos hacer la renovación de todo el sistema de cámaras. Tenemos buenos resultados en muchos índices y queremos que sean mejores. Se ha creado un grupo especial de apoyo motorizado para los arrebatos y descendió el número de ‘rompevidrios’ ”, reveló Maley.

El ministro indicó además que están trabajando con el funcionamiento de la oficina de Asuntos Internos de la Policía. “Su objetivo será perseguir a los hombres que comentan irregularidades. No las vamos a tolerar. También necesitaremos su apoyo para la modificación de la Ley Orgánica de la Policía para mejorar aún más los resultados”, señaló.

Agregó, en ese contexto, que se necesita incrementar el número de de uniformados en un 35%.

Pese a la campaña electoral, durante el encuentro no hubo chisporroteos políticos. Sí se filtraron algunas chicanas, pero en esta oportunidad, los funcionarios informantes y los parlamentarios dejaron las diferencias políticas para otro momento. “Me parece que primó el sentido común. Los tucumanos no quieren escuchar peleas, sino soluciones a los problemas de inseguridad”, resumió Fernando Valdez, vicepresidente de la Comisión.

Durante el encuentro, el ministro de Seguridad explicó con detalles lo que ya había presentado. Destacó la reducción de los asaltos a mano armada, pero reconoció que aún no lograron frenar los motoarrebatos. “Estamos conformes, pero sabemos que necesitamos mejorar más. Ahora, con una policía mucho más activa, pretendemos mejorar aún más los resultados”, subrayó.

“Nadie puede discutir que se está trabajando para combatir la inseguridad, pese a que la sensación es otra. A pesar de todos los esfuerzos, los resultados no son evidentes”, destacó la peronista Stella Maris Córdoba.

“Mientras a diario nuestras familias viven atemorizadas porque los delincuentes y la droga se apoderaron de la calle, el ministro nos contó que pintaron la fachada del penal de Villa Urquiza, o bien que hubo una disminución ínfima de accidentes viales. Es un informe meramente operativo, con datos irrelevantes, que no cumplen ni satisfacen los objetivos por los que se creó la Comisión Especial de Seguimiento”, señaló el macrista Alberto Colombres Garmendia, que no forma parte de la comisión, pero participó como oyente.

El radical José María Canelada renovó su discurso crítico: “el informe es un copiar y pegar de otros informes. Nos presentaron un informe diciendo que hicieron un banner. Tucumán está en una situación grave”.

Valdez agregó que el encuentro tuvo un lado positivo: “Lo único positivo es que logramos el compromiso de reunirnos una vez por mes. Allí podremos tener los números que se necesitan para analizar la situación”, concluyó.

Fuente La Gaceta


Nuestro Face