Política

La Capital garantiza la entrega de la garrafa social a quienes la necesiten

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán pondrá en vigencia un subsidio para los vecinos que compran gas en garrafa.

La medida busca que la “garrafa social”, que ya es subsidiada por la Nación pero que no se consigue en las distribuidoras al precio fijado por la Secretaría de Energía de la Nación, cueste menos de la mitad del valor actual.

En vez de conseguirla por más de $ 300, los beneficiarios podrán conseguirla a $ 150. El descuento estará vigente a partir de la semana que viene.

El subsidio tendrá aplicación a través del programa municipal “El Municipio en los Barrios”, que lleva una vez por semana a cada barriada servicios de casi todas las reparticiones municipales.

Las trabajadoras sociales relevarán a las familias que cocinan y se bañan con gas en garrafa y les darán un cupón numerado, con los datos de un miembro de la familia. Con eso, cada usuario podrá recargar el envase a $ 150. 

Luego, la Municipalidad abonará el subsidio por cada comprobante a una empresa envasadora de gas, con la que se firmó el convenio (no trascendió el nombre de la distribuidora).

Esa firma, confirmó la Municipalidad, también realizará un aporte para beneficiar a los usuarios en plena crisis económica y descontará $ 50 el valor de cada recarga de garrafa.

“El Municipio en los Barrios” se instala por una semana en diferentes barriadas, la mayoría vulneradas. Los tráilers y puestos del programa se ubican los lunes, y brindan atención de martes a viernes.

Como opera

El programa municipal se encuentra esta semana en la avenida Francisco de Aguirre al 2.600, al norte de la capital. La idea es que las trabajadoras sociales realicen el relevamiento y que los viernes se realice la entrega de garrafas subsidiadas.

De acuerdo a las estimaciones de los funcionarios municipales, el subsidio alcanzaría a unas 2.000 familias por mes. La Municipalidad destinaría unos $ 60.000 mensuales para la ayuda económica, con fondos propios del municipio.

La última suba de la “garrafa social”, del 24%, fue dictada en febrero a través de un decreto de la Secretaría de Energía de la Nación, a cargo del funcionario macrista Gustavo Lopetegui.

El envase de 10 kilos aumentó desde entonces a $ 295,81. Las garrafas de 12 kilos aumentaron hasta $ 354,97 y las de 15 kilos, $ 443,71. Sin embargo, se trata de valores de referencia: en las distribuidoras de Tucumán se consiguen desde los $ 320.

Crisis económica

“Con el programa ‘El Municipio en los Barrios’ vamos a muchas barriadas vulneradas a llevar servicios del Estado. Ahí hay muchísima gente que todavía no tiene gas natural de red. Por eso hicimos un convenio con una empresa proveedora. Nosotros acordamos subsidiar al usuario. Esta firma también se comprometió a hacer un esfuerzo, y descontar $ 50 a cada envase. Así, podemos llegar al objetivo de que la garrafa se pueda adquirir a $ 150”, explicó el intendente, Germán Alfaro.

El jefe vecinal consideró el contexto económico actual como “preocupante”. “Al que no le preocupa la situación económica es porque vive en otro lado. La gente la está pasando muy mal, está sufriendo. Hay medidas del Gobierno nacional que no puedo avalar. Por ejemplo, lo de la tarifa de la luz. No puede ser que un servicio te lleve el 60% del sueldo”.

Federico Masso, al frente de la Secretaría de Atención de Urgencias Sociales, explicó que están imprimiéndose los cupones de venta. “La idea de los cupones es para tener un control efectivo, para que no haya nadie con alguna ‘avivada’ como comprar 10 garrafas y después venderla. Es una ayuda social fundamental, en plena crisis”, explicó el funcionario municipal.

 

FUENTE: La Gaceta


Nuestro Face