Sociedad

Aseguran que los chalecos para motociclistas ya fracasaron en otros países

Ha recorrido unos 92 países. En 2009, viajó por Sudamérica y en 2011 agarró las rutas que unen Ushuaia y Alaska. Luego pasó por Europa, Asia, Oceanía y África. Siempre en moto.

El tucumano Germán Gunter ha visto de todo por las calles de ciudades de el mundo. Y también percibió cómo medidas relacionadas con el tránsito fueron exitosas y otras un fracaso.

Recién llegado a la provincia, y enterado del nuevo decreto municipal que obliga a los motociclistas a usar chaleco reflectante desde el 15 de mayo, opinó que le parece “aberrante” la medida.

Otros grupos de motociclistas también expresaron su rechazo, considerándola ineficaz.

Ultimo mundo

“Es de último mundo, ni siquiera tercer mundo. Los chalecos reflectivos se implementaron en diferentes países hace 20 años atrás y todos tuvieron un resultado negativo. Si es una cuestión de seguridad, está mal. Porque primero hay que enseñarles a conducir, obligarles a que usen casco y luces. No tiene nada que ver el chaleco”, opinó Gunter.

Sobre las medidas que no tuvieron éxito, contó que en 2010 en México no podían circular dos personas en moto, lo que se desestimó en unos seis meses.

En Guatemala y en Ecuador también se obligó a usar chalecos, pero luego de marchas, se derogó la medida por su falta de efectividad.

Sobre los casos exitosos, contó que en Europa para tener una licencia de conducir hay que hacer un curso de seis meses, que cuesta unos 1.800 euros y cuyo examen se debe contestar correctamente casi en su totalidad (“De 100 preguntas, en España no podés contestar menos de 90 y en Francia tienen que responder bien todas”), entre otras “duras” exigencias sobre todo para los que circulan en moto.

En Estados Unidos, agregó, también es difícil sacar la licencia, las multas son carísimas y la suspenden hasta por un año si cometen alguna infracción.

“Creo que lo que debería hacerse, primero, es poner una escuela de manejo para enseñarles verdaderamente a conducir una moto, para que sepan bien cuáles son las normas de tránsito. Después, el carnet debería costar mucho. Los controles tendrían que intensificarse y obligarlos a usar las luces y los cascos reglamentarios. Voy recorriendo 92 países y en ningún lugar del mundo usan chaleco”, destacó Gunter.

Protesta

Para un grupo de tucumanos que circula por la ciudad en motos de alta gama la medida no servirá para nada. Y, de hecho, harán algo al respecto.

“Para los que pagamos patentes de motos nada baratas, seguros caros y respetamos todas las normas nos siguen jodiendo y agregando nuevas obligaciones. Pero para los que andan por izquierda no les hacen nada. Siempre ha sido así”, opinó Eduardo Campero, integrante de la agrupación “Los langas BMW”.

Luego, añadió que no será una medida que sirva para algo, sino más de lo mismo. “Quieren tapar el tema de la inseguridad con eso. Primero querían obligar a que quienes no usaran casco no les cargaran nafta, entre otras normas ineficaces. Desde la agrupación no estamos de acuerdo con la medida y organizaremos con otros grupos de motos una marcha pacífica para que nos escuchen”, se contó Campero.

Integrantes del Sindicato que representa a los trabajadores de reparto y deliverys también expresaron su desacuerdo con el decreto ideado por Enrique Romero, subsecretario de Tránsito y Transporte Operativo de la municipalidad.

“No está mal, pero es insuficiente. Cómo nos van a controlar a nosotros. La inseguridad la vivimos en carne propia. Desde hace tiempo pedimos que se implemente la creación de un registro de los trabajadores que se dedican a la actividad, entre otros puntos”, resaltó el titular del sindicato, Hugo Santucho.

Agregó que a diario los mensajeros llevan dinero para pagar boletas. “Somos blanco fácil de los hechos de inseguridad, y ahora con chaleco estaremos más identificados”, advirtió.

 

FUENTE: La Gaceta

Nuestro Face