Seguinos en las redes:

27º
Martes 26/01/2021
X
LPTV

06/08/2019

Fue asaltada, denunció a la empresa de seguridad del barrio y le archivaron la causa

Liliana Aráoz fue robada en su casa y asegura que fue entregada por el sereno, develando una situación que viven muchos vecinos de parte de “empresas de seguridad” que los extorsionan para que les contraten el servicio. Denunció al supuesto dueño, Walter Romero, que nunca fue notificado por lo que no concurrió a Fiscalía, por eso resolvieron archivar su causa.

Su denunció causó un gran revuelo, sobre todo porque se conocieron más situaciones parecidas y desde el Ministerio de Seguridad de la Provincia tuvieron que salir a informar cuáles son las empresas que están habilitadas para realizar el servicio.

Esto sucedió después que Liliana, que vivía en un barrio privado en Yerba Buena fuera interceptada por dos motochorros un domingo cuando regresaba a su casa de misa. Minutos antes había pasado por el puesto donde se encontraba el sereno, lo saludó y después escuchó que el hombre hizo sonar su silbato, eso, considera la mujer, fue la señal de entrega a los delincuentes que la estaban esperando.

Finalmente le robaron su celular y al rato llegó el sereno, que había ido a dar vuelta la manzana y no pudo acudir a los llamados de ayuda de la mujer porque la motocicleta no le arrancaba.

Walter Romero es el encargado de la empresa que a cargo de la seguridad del barrio, así se presentó el mismo a Liliana a días de haber arribado al lugar, pasándole la tarifa para que reciba sus servicios pero sin brindar más datos sobre la firma, lo que ya le había llamado la atención a la mujer.

Tras el robo Romero se acercó al lugar. Liliana lo increpó por lo sucedió, y sin siquiera bajarse del vehículo que conducía le dijo que los vecinos que pagan sus servicios no son robados. A la mujer no le quedó más que mudarse pero siguió acciones en la Justicia: “me sentí de nuevo robada”, dijo recordando el día que le avisaron que la causa había sido archivada porque el acusado no había comparecido ante el fiscal, pero porque no había sido notificado.

Asegura que la gente tiene miedo, que es una situación que atraviesan muchas personas que son extorsionadas por “empresas” que no están habilitadas por el Ministerio de Seguridad de la Provincia, y pidió que las denuncien, lo pueden hacer en Casa de Gobierno o en la Comisaría Primera, donde se encuentra la oficina de control de estas firmas.