Seguinos en las redes:

25º
Martes 26/01/2021
X
Política

09/11/2020

El plan de Alberto para reflotar la Federación de Municipios y eludir a los gobernadores

Apenas cuatro días después del Día de la Lealtad, hubo una votación que pasó desapercibida pero que bien puede significar el inicio de la construcción del neonestorismo de la Casa Rosada. Por 11 votos a 8, la mesa ejecutiva de la FAM (Federación Argentina de Municipios) aprobó postergar las elecciones para que más de 500 intendentes-socios renueven autoridades en marzo. La excusa, de más está aclarar, fue la pandemia. La realidad: ganar tiempo para negociar.

El Gobierno, en sintonía con la entronización de Alberto Fernández en el PJ Nacional, un cargo importante pero sin territorialidad, apostaba a que fuera ahora en diciembre. El respaldo gestual a los intendentes del Presidente con las reelecciones indefinidas busca ahora institucionalizarse.

Comandar la FAM es parte del plan de desempolvar la herramienta fundada por Néstor Kirchner para sortear a los gobernadores (en caso de ser necesario) y repartir obras directamente a los jefes comunales, en un clave 2021, como materializó el tándem Julio Pereyra-Alberto Descalzo durante años.

Con el PJ en el llano, sin un gran presupuesto, fue un mero puesto simbólico pero hoy, con un ministerio de Obras Públicas de Gabriel Katopodis como columna central de la post-pandemia, adquiere potencialidad. En la era Cambiemos, el ala peronista del macrismo soñó, sin éxito, quedarse con la FAM para replicar, a su modo, el modelo nestorista. Perdió la votación a manos de Verónica Magario. Electa vicegobernadora en 2019, dio un paso al costado y quedó en la junta el resto de la dupla matancera: el de nuevo intendente Fernando Espinoza.

Fue el caudillo del bastión del PJ bonaerense quien logró, con ayuda de alcaldes de dialogo con Cristina Fernández de Kirchner, como la rionegrina Emilia Soria, posponer la elección para el año viene.

Hay lectores de la interna que creen ver que la pulseada terminará enfrentando a un sector del Gobierno con el Instituto Patria. “Al kirchnerismo ya se le dio el CFI”, recuerdan en la Rosada la asunción, en el Consejo que nuclea a los gobernadores, del mercedino Ignacio Lamothe, ligado al ministro a Eduardo “Wado” de Pedro. Por eso, creen, a Alberto Fernández le correspondería la FAM.

De tonalidad peronista, con alcaldes de partidos provinciales,, en el inicipiente albertismo que se forma a pesar del rechazo del propio Alberto, imaginan una FAM que pueda también incorporar a socios por fuera del PJ para ampliar el volumen del Frente de Todos.

FUENTE: Cronista