Seguinos en las redes:

26º
Martes 01/12/2020
X
Sociedad

20/11/2020

Lichtmajer mantiene la esperanza de poder volver a las clases presenciales en 2021

El ministro de Educación de la provincia, Juan Pablo Lichtmajer, está abocado en las últimas horas a cerrar el ciclo lectivo 2020 totalmente atípico por la pandemia de coronavirus y a la vez, ya proyecta lo que será el calendario del año próximo, con la esperanza de poder volver a las clases presenciales que fueron suspendidas en marzo pasado. Para ello, estimó que será importante ver la evolución de la enfermedad y la aplicación de la vacuna, anunciada por el presidente Alberto Fernández en una campaña de vacunación nacional para los próximos meses.

Sin embargo, el funcionario afirmó que la cartera educativa tiene toda la aplicación donde se privilegia es no poner en riesgo a los docentes y estudiantes, donde todos quieren la presencialidad de las clases, porque eso es irremplazable. “Lo que vaya a suceder en el mes de marzo, en el inicio de las clases, tendrá mucho que ver con se encuentre epidemiológicamente a la Argentina, pero debe quedar en claro que clases nunca van a dejar de haber”, afirmó Lichtmajer.

Sostuvo que se imagina una actividad dual para el año que viene al señalar que “lo tecnológico vino para quedarse, no hay vuelta atrás, y junto a las clases presenciales será una alternativa válida donde convivirán los dos métodos de enseñanza”. Para ello, indicó que “hay un plan que está en marcha con el Enacom para llegar con la conectividad a internet en las escuelas de alta montaña en una primera etapa y son un número importante de escuelas, alrededor de 200”.

“En la medida que el entorno sea seguro, vamos a avanzar con las clases presenciales, porque todos queremos esto”, enfatizó Lichtmajer. Resaltando que en las escuelas de verano, este año será fundamental en la reinserción de los chicos con la escuela, con diversas actividades recreativas y de aprendizaje.

El ministro volvió a poner énfasis en la realización de los actos de colación de grado porque “tienen un altísimo contenido emocional porque es un homenaje a quienes con su ejemplo han demostrado que han podido sostener su actividad escolar ante la adversidad. También es un homenaje a la familia”.

“Por eso noto que es momento de empezar a reconstruir el vínculo de los alumnos con la escuela y confío plenamente que estemos entrando en una etapa en la que empiecen a surgir nuevamente las condiciones para que la escuela sea lo que naturalmente es, un lugar de encuentro”, sentenció Lichtmajer.

Los actos de fin de año se harán entre el 9 y 16 de diciembre, de acuerdo al protocolo aprobado por el COE y se podrá hacer en las escuelas o en un club, “lo importante es que se hagan los actos y que las familias, los chicos y los docentes tengan la tranquilidad de que vamos a cuidar los elementos de seguridad que demandarán una inversión importante de parte de la provincia de 100 millones de pesos para el alisamiento de los establecimientos”, dijo el ministro.

Por último, anticipó que harán un simulacro de acto de colación de grado para comprobar todas las medidas de bioseguridad y garantizar las medidas de seguridad en el marco de la pandemia que “permiten el homenaje y que no ponen en riesgo la salud de las personas”.