Seguinos en las redes:

29º
Domingo 29/11/2020
X
Sin Categoría

12/05/2018

Día de la Enfermería: seis consejos para practicar primeros auxilios

El nacimiento de Florence Nightingale es el motivo de la elección del 12 de mayo como Día Internacional de la Enfermería. Su aporte al área no fue menor: no solo dedicó su vida al cuidado de enfermos sino que creó la carrera de enfermería profesional, al fundar, en 1860, la Escuela de Enfermeras de Londres. Es claro que el rol de las enfermeras es fundamental en el sistema de salud. Sin embargo, a veces es crucial que los primeros auxilios sean dados en los primeros momentos de una lesión. Aquí, seis consejos útiles hasta que llega la ayuda profesional.

1- Contar con un botiquín en casa y en los espacios de trabajo

Tener un espacio destinado a guardar elementos que pueden ser útiles frente a un accidente es fundamental. El botiquín debería contener, como mínimo, algodón y gasas, agua oxigenada, antisépticos, alcohol, gasas furacinadas, apósitos protectores, cinta adhesiva sanitaria, jabón neutro, alcohol en gel, termómetro y guantes descartables. Es fundamental que todos sepan dónde está ubicado, ya que no podemos saber quién estará presente al momento de necesitarlo.

2- Reposo ante traumatismos

Frente a golpes o caídas, el primer paso es observar el estado general del accidentado (si hay sangrado, fracturas, convulsiones). En caso de producirse fracturas hay que evitar el movimiento y no tratar de corregir la posición del miembro afectado, ya que podríamos provocar una lesión mayor. Si se produjo un desgarro, la persona necesita reposo y hielo. Se sugiere, además, vendar la zona y elevar el miembro lesionado. Por supuesto que se recomienda acercarse al centro de salud más cercano para un correcto diagnóstico y estudios, de ser necesario.

3- Presionar heridas para detener la hemorragia

En caso de producirse cortes, lo indicado es presionar directamente sobre la herida con gasas o un paño limpio (lavarse o desinfectarse las manos con anterioridad para evitar infecciones). En caso de que la gasa se empape, colocar otra por encima, nunca retirar.

4- Lavar quemaduras menores

Si no se presentan rupturas en la piel, para tratar una quemadura se recomienda dejar correr agua fría sobre la zona afectada, o sumergirla en agua fría durante, al menos, cinco minutos. Luego, cubrirla con un vendaje estéril y seco o con un apósito limpio y protegerla de presiones o fricciones. Si la quemadura fuese grave, es necesario acudir a un hospital de inmediato, sin intervenir en la lesión (no quitar la ropa quemada, por ejemplo). Solo se aconseja cubrir la zona de la forma antes indicada. Se desalienta el uso de ungüentos o remedios caseros, así como explotar las ampollas, en caso de que las hubiera.

5- En un accidente de tránsito, hablar con el herido

Aquí el primer paso es pedir ayuda, ya sea a otro vehículo o al 911. Lo importante es, en principio, no poner en riesgo nuestra vida. Lo óptimo es limitar los movimientos de cabeza y cuello de la persona accidentada, verificar el estado de conciencia preguntándole cuestiones básicas como nombre y lugar donde se encuentra, y conversar con él, hablarle e intentar tranquilizarlo hasta que llegue la emergencia.

6- Aprender RCP

Sería importante tener conocimientos sobre reanimación cardiopulmonar. De acuerdo a la Fundación Cardiológica Argentina, la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte. Si sabemos los procedimientos de emergencia para tratar un paro cardíaco, podemos asistir a la persona antes incluso de que llegue la ambulancia.

 

 

Fuente: TN