Seguinos en las redes:

22º
Sábado 28/11/2020
X
Sin Categoría

26/06/2018

Un comedor le tiene que dar de comer a 130 chicos con diez pesos diarios

El comedor funciona en Villa San José, en Metán,  desde 2005. Está a cargo de monjas del Divino Rentor y voluntarios.

La misma historia de años atrás vuelve a repetirse y los que más necesitan parecen no ser la prioridad de los gobiernos de turno. El comedor San José, ubicado en la histórica Villa que lleva el nombre del santo patrono de la ciudad de Metán, solamente recibe $10 por día, para alimentar a cada niño, de los 130 que asisten a diario.

Desde 2005 el comedor está a cargo de las hermanas del Divino Redentor, quienes confirmaron que el Estado, entre la Nación y la Provincia, aporta $25.600, por mes, para sostener el comedor al que concurren niños, jóvenes y las madres de muchos de los pequeños, de los barrios Villa San José, Diógenes Zapata y la Misión Aborigen, entre otros de la zona norte.

La institución funciona de lunes a viernes, cerca de la parroquia San José, un monumento histórico provincial. Cuenta con una asociación denominada también Divino Redentor que se encarga de recaudar fondos y que tiene 120 socios que hacen aportes desde $50. El comedor también se sostiene gracias a la colaboración de vecinos metanenses solidarios.

Hay voluntarias que trabajan en la cocina y para servir a diario a los comensales, que van ingresando por tandas. Al mediodía se alimentan los que van a entrar a la escuela y luego los otros que salen de instituciones como la escuela Juan Manuela Gorriti, que se halla en las inmediaciones.

Llegan chicos muy pequeños, algunos bebés con sus mamás que atraviesan momentos económicos muy difíciles.

Todos son bien recibidos, en un ambiente de amabilidad y en el que sobresale el amor al prójimo.

También hay una empleada municipal trabajando en la cocina y otras personas que colaboran en la limpieza y jóvenes que ayudan a servir la comida a los pequeños.

Gente de buena voluntad

“Hay mucha gente de buena voluntad que siempre nos colabora, que está atenta a las necesidades de nuestros niños. De los gobiernos recibimos un total de $25.600 por mes, menos de $10 por día, por niño. Además, las cosas suben cada día y realmente no alcanza. Pero la generosidad de la gente y la providencia de Dios siempre están presentes en estos momentos difíciles, de lo contrario ya hubiéramos tenido que cerrar”, dijo la hermana María Teresa Hilario, quien está a cargo del comedor San José.

“El comedor funcionaba desde muchos años antes hasta que nos hicimos cargo en el 2005 y seguimos de pie hasta ahora alimentando a muchos chicos, con gran esfuerzo. Nosotros cobramos una cuota societaria, nos reunimos cada mes con la asociación que tiene una comisión directiva, por lo que invitamos a que se sumen”, remarcó la religiosa.

Al lugar concurren chicos desde un año de vida con sus mamás, niños y adolescentes que van al colegio secundario.

Fuente: El Tribuno