Seguinos en las redes:

º
Martes 30/11/2021
X
Policiales

13/10/2021

Fue autor de tres robos agravados en Concepción y lo condenaron a 12 años de cárcel

Un joven de 20 años reconoció su culpabilidad. Estaba acusado de cometer tres violentos asaltos a punta de pistola durante octubre de 2020

Tras previo acuerdo arribado entre el fiscal Jorge Echayde, titular de la Unidad Fiscal de Investigación en Delitos contra la Propiedad II, el acusado y su abogado defensor, se llevó a cabo una audiencia de juicio abreviado en la cual se condenó a Daniel Enrique Costilla (20), imputado en tres causas por robo agravado, por hechos cometidos en la ciudad de Concepción durante el mes de octubre de 2020.

En primer lugar fueron relatados los violentos episodios protagonizados por el joven delincuente, que en 20 días había llevado a cabo tres asaltos con armas de fuego con las que amenazó a las víctimas para despojarlas de sus bienes. Luego se procedió a exponer las evidencias reunidas a lo largo de la investigación.

La Fiscalía indicó que la condena que se acordó es la de 12 años de prisión de cumplimiento efectivo. Por último, ante la pregunta del tribunal interviniente, Costilla admitió haber cometido los ilícitos en los que estaba incriminado, por lo que fue declarado autor penalmente responsable de los mismos.

Tres robos en 20 días

El primer hecho atribuido al imputado ocurrió el 1 de octubre de 2020. Cerca de las 19.30 horas de ese día, un matrimonio circulaba en su motocicleta por las calles del barrio 1 de Mayo de la ciudad de Concepción cuando fueron interceptados por Costilla y otro sujeto que salieron de unos matorrales portando pistolas tumberas. Los delincuentes, mediante amenazas, despojaron a las víctimas del rodado y huyeron haciendo disparos.

El segundo hecho ocurrió 10 días después, a la altura del puente que pasa sobre el río Gastona. Dos hombres que transitaban en sus respectivas motocicletas se habían detenido en el lugar ante la presencia de un montículo de tierra y ripio cuando apareció el imputado con una tumbera y amenazó a las víctimas a quienes les sustrajo varias pertenencias. Para llevar a cabo su cometido, Costilla realizó un disparo con el arma casera contra el cuerpo de uno de los hombres que afortunadamente falló.

El 20 de octubre, en ese mismo lugar y aprovechando el montículo de tierra en el camino, el delincuente intentó asaltar a un hombre que se había detenido con su automóvil para remover las piedras apostadas sobre el puente. En esa oportunidad, había golpeado a la víctima con un hierro.