Seguinos en las redes:

º
Domingo 17/10/2021
X
Policiales

07/09/2021

Protagonizó dos violentos robos, fue condenado y deberá cumplir con una tarea comunitaria

Este martes 7 de septiembre se realizó una audiencia luego de que el Ministerio Público Fiscal arribara a un acuerdo de juicio abreviado con las otras partes (las cuatro víctimas y la defensa), donde se solicitó que se condene a Darío Rodolfo Maidana a la pena de 6 años y ocho meses de prisión de cumplimiento efectivo por delitos cometidos en febrero de este año, en esta Capital. El juez, en su resolución, avaló el convenio.

El imputado, quien reconoció los ilícitos, fue acusado por la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos I, encabezada por Diego López Ávila, de ser autor penalmente responsable de los delitos de robo agravado por el uso de arma blanca (primer hecho), robo agravado por el empleo de arma blanca en grado de tentativa (segundo hecho) y violación de domicilio en dos oportunidades.

Conforme a lo acordado y de forma voluntaria, Maidana donará una máquina sobadora industrial y una máquina mezcladora, las cuales serán entregadas al Penal de Villa Urquiza. Asimismo, el imputado se encargará de capacitar a los internos para la elaboración de productos de panadería. Por otro lado, va a resarcir a una de las víctimas (a la que le sustrajo el auto y otros bienes) con la suma de $15.000 en virtud del daño provocado, y deberá someterse a un tratamiento contra las adicciones a sustancias tóxicas que padece.

“Le dije que tiene que pensar en sus hijos”

Una de las víctimas, el hombre al que Maidana asaltó cuando estaba guardando el auto en la cochera, habló una vez terminada la audiencia y expresó: “Es cerrar un ciclo malo porque la angustia que uno ha pasado no se la deseo a nadie. Uno acepta las disculpas y los errores que puede cometer alguien”.

En ese momento, dudé si defenderme o no, porque en una pelea callejera puede pasar cualquier cosa, más si el otro tiene un arma. Yo le dije (al acusado) en la audiencia que tiene que pensar en sus hijos, porque así como a nosotros nos puede joder la vida, él también se las está jodiendo a su familia. Ahora tendrá que cumplir la condena por los errores que ha cometido”, finalizó.

Los robos

Primer hecho

El 21 de febrero del 2021, a las 05:50 horas, la víctima se encontraba llegando a su domicilio en su automóvil Volkswagen Voyage y cuando arribó a la cochera ubicada en la otra cuadra de su vivienda, sobre Avenida Belgrano entre calles 12 de Octubre y avenida Mitre, mientras estaba ingresando, el portón automático se trabó a la mitad, por lo que el hombre descendió de su vehículo para poder abrirlo bien. En ese momento, Maidana se aproximó, lo tomó del cuello de la remera, le colocó un arma blanca la altura del pecho, para después exigirle que le entregue sus pertenencias. Le quitó su billetera con $3.000 y su celular, para luego subirse al auto, llevándoselo junto a los elementos antes mencionados.

Segundo hecho

El 26 de febrero del 2021, a las 18:30, cuando un taxista estaba circulando por avenida Belgrano hacia avenida América, Maidana abordó el taxi sentándose en el asiento trasero. En primer momento le pidió que lo llevara a un sanatorio manifestándole que se fijaría si ya le habían dado de alta a su madre. Luego le indicó que se dirigieran al domicilio de su hermano, ubicado en Pasaje Murga al 900. Mientras circulaban por calle España y al girar para tomar el pasaje Murga, Maidana esgrimió un destornillador que lo colocó en el cuello de la víctima exigiéndole que le entregara el dinero y el celular. Allí se produjo un forcejeo en donde el delincuente intentaba hincar al taxista. Maidana le sacó las llaves del auto cuando aún se encontraba en movimiento, lo que ocasionó que se trabara la dirección y que a posterior chocara a otro vehículo que estaba estacionado. Allí el chofer bajó rápidamente del taxi y sacó al acusado del mismo.

Maidana salió corriendo dándose a la fuga. Personal policial que se hallaba en la zona le dio la voz de alto y sin embargo continuó su huida hasta a un domicilio del Pasaje Arenales al 2000, lugar de residencia de una mujer 73 años. El malviviente se metió y trabó la puerta de adentro, por lo que los efectivos se trasladaron hacia una vivienda contigua, logrando divisarlo y dándole la voz de alto en reiteradas veces pero saltó la tapia hacia la vivienda de al lado, de manera que el personal policial también saltó siguiéndolo. Ya en el inmueble de otra señora al que ingresó sin consentimiento de la propietaria siendo allí, el lugar donde terminó aprehendido.