Seguinos en las redes:

º
Jueves 20/01/2022
X
Economía

14/06/2021

Los cambios en Ganancias se implementan con los sueldos de junio y el medio aguinaldo queda exento

La titular de AFIP firmó la resolución para implementar la ley votada por el Congreso. Los salarios de menos de $150.000 dejen de pagar el gravamen. La devolución de lo retenido desde enero llegará en cuotas.

Más de dos meses después de la sanción por parte del Congreso, la reforma en el impuesto a las Ganancias se encuentra a un paso de implementarse. Solo falta conocer la reglamentación final de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) para que se aplique. Si se concreta en los próximos diez días, los cambios ya regirán desde los sueldos de junio (que se cobran hasta el 5 día hábil de julio) y el medio aguinaldo, que se paga hacia fin de mes.

Los funcionarios del ente recaudador que lidera Mercedes Marcó del Pont se encontraban ultimando los detalles finales de la letra chica de la reglamentación que no solo dispone el nuevo piso de $150.000 brutos mensuales para que trabajadores en relación de dependencia y jubilados estén alcanzados por Ganancias, sino también cómo se efectuará la devolución de lo retenido en los meses previos, dado que la reforma es retroactiva al 1° de enero.

En ese sentido, el reintegro promedia los $3500 mensuales se efectivizará en cinco cuotas consecutivas desde julio próximo, según había adelantado el presidente Alberto Fernández, a mediados de mayo último.

Con los cambios, más de 1,26 millón de contribuyentes dejarán de pagar este tributo de manera mensual y en el oficialismo cumplirán con su objetivo de “inyectar dinero en el bolsillo de la gente” como mecanismo para reactivar el consumo a escasos meses de las elecciones legislativas, que se realizarán en noviembre próximo.

La reglamentación final se vio demorada, según fuentes oficiales, porque trascurrieron casi 45 días entre la sanción de la ley y la reglamentación mediante el decreto 336, publicado en el Boletín Oficial el 25 de mayo último. Esa norma dejó en manos de la AFIP los detalles finales de implementación.

Según calcularon distintos tributaristas consultados por Tn.com.ar, la letra chica debe estar antes del 23 o 24 de junio para darle tiempo a las empresas de liquidar de manera correcta los sueldos.

En el medio, se produjo la polémica por el Monotributo, que generó deudas retroactivas a principios de año, y llevó al Gobierno a dar marcha atrás y buscar subsanar la situación con un nuevo proyecto de ley. La iniciativa de corrección fue presentada por el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y por el jefe del bloque oficialista Máximo Kirchner.

Este domingo, el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, exigió la urgente puesta en marcha de los cambios de Ganancias, por entender que su demora hará que muchos más trabajadores queden alcanzados por con las nuevas paritarias que se están cerrando o en negociación.

Las claves de la reforma del Impuesto a las Ganancias

Cuando en los próximos días la AFIP reglamente los mecanismos y parámetros a tener en cuenta, se pondrán en marcha los siguientes cambios en Ganancias:

  • Para los trabajadores activos, el nuevo piso queda en $150.000 brutos y para los jubilados, está fijado en hasta ocho haberes mínimos. Esos mínimos serán retroactivos a enero de este año.
  • Se devolverá lo retenido desde el 1º de enero hasta la aplicación efectiva del nuevo ingreso mínimo. Desde el Poder Ejecutivo, dijeron que el reintegro se realizará en cinco cuotas a pagar entre julio y noviembre. La reglamentación de AFIP también definirá la letra chica de esa mecánica.
  • Los sueldos brutos de entre $150.000 y $173.000 pagarán el impuesto con un régimen de alícuotas especiales que también será definido por el ente recaudador.
  • El aguinaldo queda exento del cálculo de Ganancias.
  • Se suman nuevas deducciones: horas extra, gastos en indumentaria, erogaciones por concubino o concubina, costo de guardería o del jardín materno-infantil para los contribuyentes con hijos de hasta tres años de edad, gastos educativos y una doble deducción por hijos e hijastros con discapacidad.
  • La “remuneración bruta” para aplicar o dejar afuera a un salario debe tener en cuenta el promedio mensual de lo que se cobre durante todo el año, por lo que muchos salarios por encima de $150.000 brutos pueden también quedar exentos del gravamen.
Fuente: TN