Seguinos en las redes:

º
Domingo 28/11/2021
X
Mundo

19/03/2021

Descubren que una influencer japonesa es un hombre de 50 años con un filtro para parecer mujer

En las redes la conocen como motoquera que recorre su país, pero un programa de televisión denunció que se trata de una impostora.

En las redes se presenta como @azusagakuyuki y es una motoquera que recorre su país, Japón, con mensajes cargados de optimismo y emojis. En su biografía, escrita en femenino, dice que es una amante de pasar el tiempo sobre ruedas, ya sea motos o bicicletas. Sin embargo, un programa de televisión denuncia que detrás de esa joven se esconde un hombre de 50 años que usa apps y filtros faciales para feminizar su rostro y engañar a sus seguidores.

Después de que los rumores empezaran a cobrar fuerza, muchos usuarios empezaron a investigar para tratar de descubrir la verdad del asunto: se fijaban si en el reflejo de sus fotos se veía a un señor con anteojos, analizaban las líneas del rostro (”Esa cara es fake, ¿cómo no se dan cuenta?”) y hasta el contenido de sus posteos. Desesperanzado, un tuitero comentó: “¿Ven? Por cosas como esta no se puede confiar en nada que se lea en las redes sociales”.

De acuerdo a un análisis de 8WorldNews, el éxito de Azusaga se debía a su apariencia y a que solía subir imágenes a bordo de su Yamaha.

Cansados de las especulaciones, los productores del Monday Late Show japonés decidieron hacerle un seguimiento a la motoquera para descubrir, según el portal Gizmodo, cuál era su verdadera identidad. Al ser descubierto, el hombre habría dicho que eligió crear este personaje ficticio porque “nadie quiere ver a un tipo” y porque comprobó que al feminizar su rostro empezó a conseguir más seguidores y más likes que antes. 

El portal LadBible agrega que el hombre reveló que para hacer el cambio de identidad usaba simplemente su teléfono y una aplicación que permite jugar con los cambios de rostros. De acuerdo a su testimonio, “el proceso de embellecimiento” fue algo que disfrutó tanto como la cantidad de likes. 

Un antecedente en China

El caso de Azusaga recuerda al de “su alteza Qiao Bilou”,una youtuber con cientos de miles de seguidores en China que se hacía pasar por una joven de 22 años cuando en realidad era una mujer de 58. De acuerdo a lo revelado por Global News, la influencer usaba un filtro facial para rejuvenecer su cara antes de filmarse. Tras la revelación, Qiao suspendió su cuenta, aunque eso no pudo evitar que el hecho se volviera viral. 

Un fenómeno social en aumento

En febrero de este año, el director Nick Bilton presentó su documental “Fake Famous” (Famosos de mentira) sobre los jóvenes que viajan a Los Ángeles para tratar de convertirse en influencers a través de fotos hiper producidas que simulan ser capturas naturales de su vida cotidiana. Bilton le explicó a New Yorker que se trata de un grupo de gente que “está buscando likes, lo que se traduce en más seguidores, que es el medio de cambio más importante en el mundo hoy en día, el tema con el que todos parecieran estar obsesionados: ellos quieren ser famosos”.


Fuente: TN