Seguinos en las redes:

º
Lunes 17/01/2022
X
Política

15/11/2021

Manzur quiere sumar a los gobernadores al acto del Día de la Militancia

El Jefe de Gabinete se reunió con los ministros Zabaleta y Katopodis. Convocarán a los mandatarios provinciales peronistas para que participen y también a los movimientos sociales

Habló con el Presidente por teléfono más de 10 veces entre el domingo, mientras se desarrollaban las elecciones legislativas, y también este lunes por la mañana. Y ni bien se instaló en su despacho a las 7 de la mañana, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, se puso a trabajar para que el acto del miércoles por el Día de la Militancia sirva como una especie de relanzamiento del Gobierno post-pandemia y le permita obtener un respaldo contundente a Alberto Fernández. 

Quieren una Plaza de Mayo repleta de ciudadanos que apoyen la gestión, con la asistencia de gobernadores, intendentes, dirigentes gremiales y de los movimientos sociales. 

El miércoles se festejará a pesar de perder en los comicios de medio término por casi nueve puntos a nivel nacional para conmemorar aquel 17 de noviembre de 1972, cuando Juan Domingo Perón retornó al país desde el exilio en Madrid. Será una demostración de fuerzas del “albertismo” más puro. Ese es el objetivo. 

Para ello, Manzur ya se reunió desde temprano con dos ministros que traccionarán militantes desde el Conurbano: Juan Zabaleta, el actual ministro de Desarrollo Social y ex jefe comunal de Hurlingham, y Gabriel Katopodis, titular de la cartera de Obras Públicas y quien fuera intendente de San Martín. Con los dos habló de las obras de infraestructura que ya se pusieron en marcha, de la ejecución presupuestaria de cada ministerio y también del armado de la convocatoria del miércoles. San Martín fue uno de los distritos donde el Frente de Todos revirtió el resultado de las PASO. 

Con ambos ministros había hecho un raid intenso en un solo día, el viernes, por varias provincias norteñas y de la zona cuyana donde se encuentran los gobernadores más afines. El avión de Manzur partió desde Tucumán y recorrió San Juan, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero y Salta para visitar a Sergio Uñac, Ricardo Quintela, Raúl Jalil, el radical K Gerardo Zamora y Gustavo Sáenz. Forma parte del armado político que el gobernador tucumano en uso de licencia viene llevando a cabo desde antes de arribar a un cargo importante en la Casa Rosada.

A esos mandatarios provinciales, y a otros de la misma extracción peronista, convocará Manzur para manifestarse frente a Casa Rosada, en un encuentro que aún tiene horario a determinar. Por la tarde de este lunes, además, está previsto un encuentro con Fernando “Chino” Navarro, el líder del Movimiento Evita y secretario de Relaciones Parlamentarias. 

Navarro, también con despacho en la planta baja de Balcarce 50, tiene relación con otros movimientos sociales que apoyan el rumbo presidencial. Se encargará de aglutinarlos. Ya el jueves 16 de septiembre estaba pensada una marcha de respaldo al Presidente que finalmente fue suspendida en medio de las tensiones internas del Frente de Todos por la renuncia que presentó Eduardo “Wado” de Pedro en el ministerio del Interior, luego de la carta de Cristina Kirchner pidiendo la remoción en varios puestos del Gabinete. 

Aquellas diferencias todavía subyacen dentro del oficialismo pero el “albertismo” sabe que necesita apoyarse en algunos sectores en una situación crítica, todavía sin acuerdo con el FMI por la deuda externa y con el dólar paralelo poniendo presión sobre los mercados. Los dirigentes gremiales de la CGT serán otros motores que se activarán para que la convocatoria a la Plaza de Mayo resulte exitosa. Habrá que esperar y ver si La Cámpora, el brazo político más fuerte del kirchnerismo, se sumará a la movida. 

Manzur retornó de su provincia con algunas buenas sensaciones y algunas advertencias a futuro. Alcanzó el objetivo de retener a los dos senadores nacionales y a los dos diputados nacionales que ponía en juego, de allí su satisfacción. El triunfo fue por apenas dos puntos porcentuales, se perdieron 90 mil votos y lo atribuyen a que los intendentes descuidaron sus territorios, algo que permitió el crecimiento opositor. También hay autocrítica en que al descuidar “el gallinero propio”, Manzur resignó adhesiones clave. 

Ahora, luego de esa victoria tan ajustada, el jefe de Gabinete pondrá gran parte de su esfuerzo en contribuir al trabajo gubernamental que apunta a una negociación exitosa con el FMI. Lo robusteció que el Frente de Todos haya mejorado la performance electoral en el Gran Buenos Aires donde se involucró especialmente. El nuevo desafío será rodear de fuerza a un Presidente que lo necesita con urgencia.


Fuente: Infobae