Seguinos en las redes:

º
Domingo 16/01/2022
X
Policiales

02/11/2021

Le robaron a un periodista tras el partido de San Martín: "180 policías desplegados y no hubo seguridad para mí"

Se trata de Javier Cacieccio, periodista de eltucumano. Fue a cubrir el partido del Santo frente a Agropecuario, cuando dos delincuentes le robaron su herramienta de trabajo. Su descargo en las redes

Este lunes en medio de la alegría ciruja por el triunfo de San Martín, un periodista fue víctima de inseguridad en las cercanías del Estadio, cuando fue abordado por delincuentes que ante la mirada de testigos que no se involucraron se quedaron con su celular, que además es su herramienta de trabajo.

"Hoy, mi corazón está roto. Me robaron en plena Roca y Pellegrini. Fui a cubrir el partido y el festejo de San Martín. Luego de terminar, fui a tomar el colectivo, rodeado de personas y me robaron únicamente a mí. Grité, pedí ayuda, corrí, los perseguí y la gente no ayudó", empezó su relato en Twitter Javier Cacieccio.

"Me destroza el alma, compré el celular el sábado para mejorar mi trabajo, para que mis notas salgan perfectas, para qué la calidad sea acorde a lo qué se espera de mí. Un héroe me ayudó a seguirlos en moto, les gritaba a todos que me ayuden a pararlos pero no hacían nada", siguió contando.

Y detalló: "Le rogué a un tachero que nos ayude a seguirlos, pero se bajó el barbijo y se me cagó de risa en la cara. Ahí fue cuándo me di cuenta que no lo iba a recuperar y mi corazón estalló en mil".

Javier también remarcó que "había más de 180 policías en el area por el mega operativo de seguridad en Ciudadela pero ninguno esta cuando me robaron".

Su decepción seguiría más tarde en la comisaría, cuando al hacer la denuncia le explicaron que " no lo podían rastrear, lo iban a hacer en otra sección y eso lleva tiempo".

Y finalizó: "realmente no tengo plata para poder comprarme otro celular. Gasté todo lo que podía gastar en mi nueva herramienta de trabajo pero al final sólo terminé endeudado y sin poder trabajar. Mi corazón no se rompió por el robo, se rompió por el desinterés y la poca empatía de 150 personas, 180 policías y el taxista".