jueves 7 de diciembre de 2023

Un fármaco antiviral podría reducir el riesgo de desarrollar COVID prolongado

Se trata de la combinación de nirmatrelvir y ritonavir, conocido por Paxlovid. Un reciente estudio evaluó su eficacia en 56.000 voluntarios.

miércoles 09 de noviembre de 2022
Las personas tratadas con el antiviral tenían un 26% menos de riesgo de desarrollar varias afecciones después de la infe

Descubrieron que una píldora que reduce el riesgo de hospitalización y muerte por el COVID-19, también reduce el riesgo de COVID prolongado. Se trata del antiviral que incluye una combinación de nirmatrelvir y ritonavir y que se vende bajo la marca Paxlovid.

El hallazgo fue realizado a través de estudio llevado a cabo por investigadores del Departamento de Asuntos de Veteranos de los Estados Unidos. Analizaron las historias clínicas electrónicas de más de 56.000 veteranos con Covid-19. Dentro de ese grupo, estaban más de 9.000 que fueron tratados con el medicamento antiviral en los primeros cinco días de su infección.

El análisis mostró que las personas que fueron tratadas con la píldora elaborada por Pfizer tenían un 26% menos de riesgo de desarrollar varias afecciones de COVID prolongado. Este síndrome incluye las diferentes secuelas que pueden padecerse después de haber tenido la fase aguda de la infección por el coronavirus.

Durante mucho tiempo ha sido difícil para los médicos definir el síndrome del COVID persistente (o “Long COVID” en inglés) por la gran cantidad de síntomas que presenta. Puede incluir más de 200 síntomas diferentes, incluyendo la pérdida de cabello y la pérdida de la libido.

También los pacientes pueden sufrir enfermedades cardíacas, trastornos sanguíneos, fatiga, enfermedades hepáticas, enfermedades renales, dolor muscular, deterioro neurocognitivo y dificultades para respirar.

El estudio en los Estados Unidos demostró que las personas tratadas con el antiviral tenían un 26% menos de riesgo de desarrollar varias afecciones después de la infección aguda, como las enfermedades cardíacas o las enfermedades hepáticas y renales. Eso equivale a 2,3 casos menos de afecciones de COVID persistente por cada 100 personas tres meses después de su diagnóstico.

Las personas tratadas con el antiviral tenían un 26% menos de riesgo de desarrollar varias afecciones después de la infe
 Las personas tratadas con el antiviral tenían un 26% menos de riesgo de desarrollar varias afecciones después de la infección (Getty)


La administración del fármaco también redujo el riesgo de hospitalización o muerte tras la Covid-19 aguda. En el análisis, no hubo una relación estadísticamente significativa entre la toma del antiviral y el riesgo de dos afecciones posteriores al COVID-19: la tos y el nuevo diagnóstico de diabetes.

El estudio se publicó en el servidor de preimpresión medRxiv y aún espera la revisión de pares para ser publicado en una revista especializada. Los pacientes incluidos en el estudio tenían una edad media de 65 años y se les diagnosticó COVID-19 entre el 1 de marzo y el 30 de junio de 2022.

Todos ellos tenían al menos un factor de riesgo de progresión a COVID-19 grave, como la edad avanzada, la diabetes o ser fumador. Según el trabajo, el antiviral redujo el riesgo de COVID prolongado en personas que no estaban vacunadas, que sí habían recibido dosis del esquema primario y otras que se habían aplicado refuerzo. También se evaluó en personas que experimentaban su primera infección por el coronavirus o una reinfección.

“El Paxlovid reduce el riesgo de Covid-19 grave en la fase aguda, y ahora, tenemos pruebas de que puede ayudar a reducir el riesgo de Covid prolongado”, dijo en un comunicado de prensa el doctor Ziyad Al-Aly, jefe de investigación y desarrollo del Sistema de Atención Sanitaria del Departamento de Asuntos de Veteranos y líder del estudio. “Este tratamiento podría ser un recurso importante para abordar el grave problema del COVID largo”, resaltó.

Pese a los beneficios encontrados, los investigadores reconocieron que el estudio tiene varias limitaciones. Una de ellas es que la mayoría de las personas incluidas en el estudio eran blancas y de sexo masculino, lo que podría limitar su relevancia de forma más general. El análisis capturó el uso del antiviral sólo a través del sistema de Veteranos y consideró sólo 12 condiciones asociadas a COVID prolongado. Pero muchas personas con COVID largo describen una mayor variedad de síntomas.

Aún no existe un tratamiento específico autorizado para las secuelas del coronavirus que haya demostrado eficacia y seguridad. En el caso de la pastilla que combina un antiviral más nuevo, el nirmatrelvir, con un fármaco más antiguo, el ritonavir, ya se indica para personas de tan solo 12 años con riesgo de desarrollar Covid-19 grave.

Ya se sabía que el antiviral reduce el riesgo de hospitalización y muertes por COVID-19 en personas con factores de ries
Ya se sabía que el antiviral reduce el riesgo de hospitalización y muertes por COVID-19 en personas con factores de riesgo


“La totalidad de las pruebas sugiere la necesidad de mejorar la captación y la utilización de nirmatrelvir en la fase aguda como medio no sólo de prevenir la progresión a la enfermedad aguda grave, sino también de reducir el riesgo de resultados sanitarios adversos posteriores”, escribieron los investigadores liderados por el Ziyad Al-Aly.

Los Institutos Nacionales de la Salud dijeron el mes pasado que pondrían en marcha un estudio sobre el Paxlovid como tratamiento para los pacientes que ya padecen Covid largo. El científico Eric Topol, fundador del Instituto de Investigación Traslacional Scripps, en California, Estados Unidos, comentó los resultados del trabajo sobre el fármaco.

¿Los enjuagues bucales pueden reducir la carga viral del COVID-19?

“Sabemos que uno de los principales fundamentos del Covid Largo consiste en el reservorio viral duradero y los remanentes, como se ha documentado en múltiples estudios, junto con la autoinmunidad dirigida al virus persistente o a las partículas del virus”, escribió en su newsletter semanal.

Según el doctor Topol, la pastilla antiviral “detiene la replicación del virus mediante la inhibición de su proteasa principal, de modo que se reduciría la probabilidad de que el virus establezca un reservorio o deje remanentes”.

Recientemente se ha expresado la preocupación de que las personas vacunadas no puedan generar una respuesta inmunitaria si reciben el fármaco antiviral al principio de una infección. Esto se ha relacionado con la preocupación de que se produzca una recaída.

El doctor Topol aclaró que los resultados del estudio del equipo de Ziyad Al-Aly apuntan en contra de esta preocupación, ya que los pacientes vacunados y reforzados obtuvieron el mismo beneficio que los no vacunados en el seguimiento a largo plazo.

Además adelantó que el grupo de investigación de Topol y otros presentarán pronto datos de que la recaída (prueba positiva con o sin síntomas) después del medicamento Paxlovid es poco frecuente, en el entorno del 10%, cuando se estudia sistemáticamente.

SEGUÍ LEYENDO
Ultimas noticias