Una camioneta de la Policía volcó en la zona sur de la Capital

Allanan depósitos en Tucumán por envío ilegal de granos a Bolivia

Secuestran dinero, documentación y 1000 toneladas de cereales. Los allanamientos se realizaron en Salvador Mazza y en nuestra provincia. Hay tres detenidos.
jueves 15 de diciembre de 2022
1671066609018
1671066609018

En el marco de una compleja investigación llevada adelante por la Sede Fiscal Descentralizada de Tartagal, este miércoles se realizaron 8 allanamientos en distintos domicilios ubicados en Salvador Mazza y la provincia de Tucumán, lo que dejó como saldo la detención de tres personas, el secuestro de más de mil toneladas de granos, como así también vehículos, maquinaria agrícola y elevadas sumas de dinero, entre pesos argentinos, bolivianos y dólares.

Los procedimientos se extendieron a seis inmuebles ubicados en Salvador Mazza, entre casas y fincas, y dos depósitos situados en Tucumán, donde se incautó una máquina quebradora de granos, como así también importante documentación y otros elementos de interés para avanzar con la investigación.

Bajo la coordinación del auxiliar fiscal Rafael Lamas, personal de distintos áreas y divisiones de Gendarmería Nacional, tanto con asiento en Tartagal, como en Jujuy y Tucumán, al igual que la Dirección de Aduanas de Orán, tuvieron a cargo las distintas diligencias, solicitadas tras un año de pesquisas que la sede fiscal lleva adelante por hechos vinculados al encubrimiento de contrabando, delito establecido en la ley 22.415.

Como resultado de los procedimientos realizados en Salvador Mazza, es que se obtuvo el secuestro de 1.080 toneladas de granos, entre maíz, soja y trigo. Por otra parte, se logró incautar una suma de 57 mil dólares, 1.600.000 pesos argentinos y 4.280, bolivianos.

A ello, se suman una gran cantidad de teléfonos celulares, diversos dispositivos de almacenamiento informático, máquinas contadoras de billetes, una camioneta y cuatro camiones con cargas de granos y una gran cantidad de documentación vinculada al caso.

Según la hipótesis de la fiscalía, los tres detenidos, aunque no se descarta que haya otros implicados, operaban a partir de cartas de porte adulteradas o iniciadas a nombre de empresas. La sede fiscal llevó adelante tareas de campo e inteligencias que permitieron identificar a los presuntos responsables, como así también el secuestro de los granos y otros elementos que prueban el accionar ilícito.

El negocio de los granos en la frontera es multimillonario y los secuestros de embarques es casi el pan de cada día. La operatoria de estos traficantes comienza con las documentaciones, la carta de porte y otros papeles que se encargan de adultera para que cargas ilegales de granos sorteen los controles de Aduana y AFIP. Una vez llegado a la frontera los embarques ilegales a granel, son trasvasados a bolsas de arpillera y trasladados por pasos clandestinos a hacia la República Plurinacional de Bolivia donde termina el negocio de una "exportación" sin impuestos de ley.

Negocio invisible para el fisco

La venta del cereal y las oleaginosas argentinas a granel en la frontera son un negocio multimillonario que enriquecen a distintos entes de los dos lados de la frontera. El acopio de estos commodities se realiza en las localidades fronterizas desde hace un par de años y la logística corre por cuenta de organizaciones que se dedican a camuflar de legales los envíos a la frontera.

Sobre la ruta nacional 34 este medio pudo observar durante mucho tiempo decenas de camiones decomisados junto con cargas millonarias de granos. La evasión fiscal hasta ahora nunca fue cuantificada, pero se estima por el movimiento de camiones y personas que trabajan para el contrabando, que la misma sería monumental.

Fuente: El Tribuno

Podría faltar alimentos para mascotas y animales de granja