Una camioneta de la Policía volcó en la zona sur de la Capital

Tensión en Bolivia: arrestan al líder opositor

Se trata del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho. Lo acusan de impulsar el paro de más de un mes que afectó a la región más rica del país.
miércoles 28 de diciembre de 2022
Video

La policía de Bolivia detuvo al gobernador del departamento de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, una de las principales figuras de la oposición al presidente Luis Arce, acusado de ser el impulsor del paro de más de un mes que afectó a la región más rica del país en el marco del conflicto por la nueva fecha del Censo poblacional.

Informamos al pueblo boliviano que la policía ha dado cumplimiento a la orden de aprehensión en contra del señor Luis Fernando Camacho”, informó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, en su perfil oficial de la red social Twitter.

Por su parte, fuentes de la gobernación de Santa Cruz confirmaron al diario El Deber que Camacho fue interceptado por los agentes cuando pretendía ingresar en su domicilio particular en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

Una vez detenido, los cuerpos de seguridad obligaron al gobernador de Santa Cruz a acceder al vehículo de la policía con el que llegaron al lugar. Testigos dijeron que los agentes le apuntaron a Camacho y lo golpearon.

Dispararon contra el vehículo, me patearon, se llevaron todas las cosas, como asaltando a uno […] Vinimos para ver si podíamos encontrarlo [a Camacho] en el aeropuerto”, contó el conductor que trasladaba al dirigente, según publicó El Deber.

Por su parte, el abogado de Camacho, Martín Camacho, señaló que el gobernador “fue secuestrado” y que ahora está de camino al Aeropuerto Internacional Viru Viru, ubicado en la región de Santa Cruz. Hacia allí se desplazaron sus seguidores para impedir que el dirigente sea trasladado a La Paz, donde se encuentra la sede gubernamental y administrativa del país, según mostraron imágenes de medios locales.

Camacho, líder de la plataforma opositora Creemos, es investigado por la Fiscalía por su posible participación en la crisis política que asoló Bolivia en 2019, cuando Evo Morales renunció a la presidencia en medio de manifestaciones por las sospechas de unas elecciones irregulares.

La renuncia de Morales, que además salió del país hacia México y la Argentina, fue seguida del ascenso de Jeanine Áñez como jefa de Estado. A día de hoy, Áñez está en prisión por este caso, conocido como “golpe de Estado I” y “golpe de Estado II”.

Asimismo, parte del sector oficialista acusó a Camacho en las últimas semanas de “terrorismo” por haber alentado el paro de más de un mes en el departamento de Santa Cruz para exigir la aprobación del Censo de Población y Vivienda.

Las cataratas del Niágara semi congeladas por la ola de frío